¿Notas tu móvil lento? ¿Su fluidez ya no es la que era? En este artículo te contamos cómo mejorar el rendimiento de tu smartphone. 

Cómo mejorar el rendimiento de tu smartphone

Nuestras necesidades cambian y la tecnología también lo hace. Por eso es normal que después de llevar con nuestro móvil determinado tiempo, se haga necesario cambiarlo. Y si no cambiarlo, por lo menos optimizarlo.

Claro que también puede ser que no deseemos invertir muchos recursos en la adquisición de un móvil, pero notemos que a la hora de la verdad, se nos queda un poco corto en algunos aspectos. Sea cual sea tu situación, lo que está claro es que te vendría muy bien mejorar el rendimiento de tu smartphone. La buena noticia es que hacerlo no es complicado y los resultados son bastante notables. Sigue estos consejos si quieres darle una nueva vida o mayor fluidez a tu teléfono.

Cambia de Launcher para mejorar el rendimiento de tu smartphone

Una de las cosas que más suele influir en el rendimiento de un teléfono móvil, aunque no lo parezca, es el launcher que utiliza. El del Nexus 5 es un ejemplo bastante claro.

Este terminal, que cuenta con dos gigabytes de memoria RAM, tiene un launcher bastante pesado para sus características. Seleccionando alguna alternativa más ligera se nota rápidamente el cambio. El teléfono inmediatamente funciona de manera más fluida.

Revisa tus aplicaciones, ¿las usas todas?

Otra de las cosas que más afecta el rendimiento de un teléfono es la cantidad de aplicaciones que tenemos instaladas. Y no porque nuestra capacidad de almacenamiento interno no nos llegue, sino porque suelen consumir gran cantidad de recursos si se ejecutan en segundo plano.

Recientemente hicimos unos post muy interesantes. En unos te mostrábamos cómo evitar que las aplicaciones se carguaran al arrancar Android. En otro te explicábamos cómo evitar que se ejecuten en segundo plano con Greenify (no necesitas ser usuario root).

Para mejorar el rendimiento de tu smartphone sería muy útil que siguieras las recomendaciones de ese post y aprendas cómo detener las aplicaciones para que no se ejecuten en segundo plano consumiendo recursos innecesarios en tu terminal.

Pero antes de hacer esto, lo que debes hacer es revisar la lista de aplicaciones que tienes instaladas. ¿Realmente las usas todas? Piensa que las apps siempre van a estar en Play Store o App Store. Puedes instalarlas cuando lo necesites, por lo que no tiene mucho sentido que cargues tu teléfono innecesariamente con aplicaciones que no sueles usar. 

Utiliza el modo rendimiento de tu smartphone

Algunos terminales disponen de una herramienta inteligente con la que detectan las posibles causas de la falta de rendimiento del teléfono. Si la tienes, úsala. Es recomendable que la añadas al Inicio para que, siempre que te acuerdes, la uses y vayas borrando datos innecesarios. Si no la tienes, no te preocupes, puedes realizar los pasos anteriores y, con eso, ya deberías notar un cambio. Si no, pasa al siguiente apartado.

Restablece los valores de fábrica

Si has hecho lo anterior y no has notado ninguna mejoría, restablece los valores de fábrica para, de paso, resetear y mejorar el rendimiento de tu smartphone. Asegúrate antes de hacerlo, eso sí, de hacer una copia de seguridad para que no pierdas tus datos.

Prueba una ROM personalizada más ligera

¿Has llegado hasta aquí, pero no has logrado lograr un mejoría notable en el rendimiento de tu móvil? Tal vez el software o la ROM que lleva es demasiado pesada. En este caso, la solución pasa por instalar una más ligera.

Una ROM muy recomendada es CyanogenMod. Es ligera y tiene un buen mantenimiento. Sin embargo puedes optar por cualquiera que te apetezca, siempre que te asegures que es más ligera que la que actualmente tienes, que sea compatible con tu móvil y, muy recomendable, que venga libre de paquetes preinstalados.