rootear el Xiaomi Redmi 4A

Traemos nuevo tutorial, esta vez para rootear el Xiaomi Redmi 4A. ¿Es tu modelo? Coge papel y boli o, simplemente, ponnos en “Marcadores” porque lo que viene a continuación te interesa.

Cómo rootear el Xiaomi Redmi 4A

Para que quede todo clarinete, vamos a dividir el tutorial en dos partes. La primera será de ajustes y preparativos y te contaremos qué necesitas antes de sentarte a hacer el root. La segunda tratará sobre el proceso de rootear, propiamente dicho.

Antes de empezar: Ajustes y preparativos

Como decimos, comenzaremos indicándote qué vas a necesitar para el momento en que te decidas a rootear el Xiaomi Redmi 4A,

  • Consigue los archivos indispensables para tu ordenador.
    1. Desde ESTE ENLACE puedes tener acceso tanto a los controladores para el teléfono móvil como a la utilidad MTKroot, que es la que se necesita para rootear el Xiaomi Redmi 4A.
    2. Una vez descargues el contenido, extráelo en un lugar de fácil aceeso para ti.
  • Busca tu cable de transferencia de datos del smartphone al ordenador (será el que tengas en el cargador seguramente; un extremo USB común y el otro con Micro-USB).
  • Un computador con Windows 7 o superior a 32 o 64 bits.
  • Ajustes del teléfono. Tendrás que habilitar dos opciones llamadas “Depuración USB” y “Desbloqueo OEM”, las cuales no aparecen a simple vista sino que requieren del desbloqueo previo de las opciones de desarrollador, las cuales podrás hacer aparecer en “Ajustes” si sigues este tutorial.

El root del Xiaomi Redmi 4A

Si ya tienes todo esto no tienes más que disponer de un poquito de tiempo para comenzar con el tutorial, paso a paso, que te proponemos a continuación y en unos minutos estarás disfrutando de un smartphone con todas sus licencias como superadministrador con el root hecho.

  1. Abre MTKroot. Es una herramienta que te habrás bajado en el apartado anterior a partir del enlace dado. No tienes más que ir a la ubicación que hayas escogido y pulsar botón derecho sobre su icono para terminar dándole a “Abrir”.
  2. Carga los drives Qualcomm y ADB.
    1. Dale al botón “Drivers”.
    2. Ahora al de “Qualcomm”.
    3. Irás a una ventana de navegación en tu ordenador. Tienes que buscar la ubicación donde extrajiste los archivos.
    4. Escoge y carga los que incluyen “Qualcomm” en su denominación. Estos son los drivers Qualcomm de tu teléfono.
    5. De vuelta a “Drivers”, será momento de pulsar en el botón “ADB”.
    6. Volverás a la ventana de búsqueda de archivos. En este caso tendrás que hacer la carga de los “ADB”.
  3. Conecta el smartphone con MTKroot.
    1. Enchufa el cable al teléfono por el extremo MicroUSB.
    2. El otro irá a un puerto USB libre del ordenador.
    3. Tras unos segundos, pulsa, en el programa, en “Reiniciar USB”.
    4. El siguiente botón a pulsar es “Test ADB”. Espera a que en la herramienta, bajo las opciones, en una especie de consola, aparezca el mensaje que indica que se ha detectado tu dispositivo; sólo entonces podrás trabajar sobre él.
  4. Hacer el root.
    1. Una vez la conexión esté hecha tendrás que pulsar en “Ir a Fastboot”. Esto supondrá que el teléfono se reinicie en dicho modo.
    2. Al ocurrir esto tendrás que darle a “Test Bootloader”. Con ello, simplemente, vas a analizar que el bootloader esté desbloqueado (habrá ocurrido si preparaste el teléfono adecuadamente en el punto anterior de ajustes).
    3. Si es el caso, tendrás el mensaje correspondiente en la consola.
    4. Cuando lo leas, dale a “Liberar Bootloader”.
    5. Confirma pulsando en “Aceptar”.
    6. Ve a tu smartphone para comprobar que se te dan algunas indicaciones que, evidentemente, tendrás que seguir.
    7. En MTKroot, pulsa en “Rootear”.
    8. Después, sobre “ROOT”.
    9. Cuando leas en la consola el mensaje “OK”, escoge “Salir de Fastboot”. Con esto, tu teléfono se volverá a reiniciar, en este caso para quedar en modo normal.
  5. Por último, toca verificar el root del Xiaomi Redmi 4A para terminar.
    1. En MTKroot, busca el apartado de aplicaciones y entra en él.
    2. Pulsa en la opción “Instalar Magisk”.
    3. Cuando la instalación haya finalizado dale a “Check root”.
    4. Confirma en “Aceptar”. Esta es la función con la que descubrirás si este se ha realizado correctamente aunque, si has llegado hasta aquí siguiendo los pasos al pie de la letra lo lógico es que haya salido perfecto.