Cyanogen, OxygenOS, LineageOS, EMUI, MIUI… Todos estos son nombres de ROMs personalizadas. En este artículo te vamos a explicar qué son y si merece la pena echar mano de ellas.

ROMs personalizadas

Remontémonos a los orígenes para comprender cómo funcionan las ROMs personalizadas

El origen de Android como sistema operativo está en Linux. De hecho, es un sistema operativo basado en el núcleo Linux que creó Android Inc., y que luego compró Google. Ahora bien, ¿en qué se basaba Linux y qué tiene en común con Android? Este es verdaderamente el quid de la cuestión.

La característica principal de Linux era que se trataba de un software de código abierto .Esto viene a significar que cualquiera puede leerlo y editarlo a su gusto o crear sus propias versiones. Con Android pasa exactamente lo mismo.

Se puede decir que existe un Android original y luego hay muchas versiones de éste desarrolladas por profesionales, particulares o empresas independientes que se llaman ROMs personalizadas.

¿Cuál es el objetivo de una ROM personalizada?

El objetivo de una ROM personalizada no es otro que el de ofrecerte un software diferente. De la misma manera que puedes comprar unas playeras de decenas de marcas y modelos distintos, para tu móvil puedes elegir el software que te interese. Solo que en este caso, las ROMs personalizadas son totalmente gratuitas.

Si mi móvil ya trae una, ¿para qué voy a querer otra?

Esta es una buena pregunta con una respuesta bastante interesante. El fabricante de un teléfono suele ofrecer una ROM personalizada propia basada en un sistema de Android específico.

Tú compras tu teléfono con, por ejemplo, una ROM basada en Android 8.0, Esta ROM se actualiza a la versión Android 9, sin embargo, es posible que no se actualice con Android 10. Llegado el momento, tú podrás seguir usando tu teléfono, pero ya no seguirías recibiendo soporte para la versión de la ROM que está instalada en tu teléfono. El resultado es, básicamente, una importante brecha de seguridad que expondrá tus datos personales.

Hay quien interpreta esto como una medida de presión de los fabricantes para que cambies con la frecuencia que estiman deseable para sus intereses tu teléfono. Pero es posible que tú estés contentísimo con tu terminal y no te apetezca cambiarlo. ¿Qué hacer entonces? Instalar una ROM personalizada que te ofrecerá actualizaciones, un buen nivel de aprovechamiento de los recursos del teléfono y también seguridad.

El hecho de que no te ‘obliguen’ a cambiar tu terminal para mantener la seguridad de tus datos es una buena razón para apostar por las ROMs personalizadas, pero no la única. Estas herramientas de software también pueden ofrecerte funciones muy concretas que te permitirán hacer un uso más personalizado de tu móvil. 

Cyanogen, la más popular de todas las ROMs personalizadas

Cyanogen es una de las ROMs personalizadas más populares del mundo. Empezó llamándose CyanogenMod y es fue muy popular durante los primeros años de Android. Luego fue soportada por Cyanogen Inc y, recientemente, ha cambiado el nombre a LineageOS. Bajo esta denominación lleva dos años y ya cuenta con 1,8 millones de usuarios activos en todo el mundo. Ha experimentado un crecimiento exponencial.

Sus puntos fuertes son, básicamente, dos: la estabilidad del sistema y el gran número de móviles que soporta. Esto te puede dar una idea de lo que diferencia a unas ROMs personalizadas y a otras. OxygenOS, ROM que utilizan los OnePlus, ofrece una experiencia muy cercana al Android puro y es lo que la hace destacar. Cada capa de personalización tiene sus puntos fuertes que deberás averiguar para saber cuál es la que más te interesa tener, si es que deseas no quedarte con lo impuesto.

¿Quién realiza la instalación de las ROMs personalizadas?

Aunque se requieren ciertos conocimientos básicos, la instalación de las ROMs personalizadas las hace el propio usuario porque no tienen ningún misterio. Las razones son bastante simples y ya las hemos mencionado brevemente.

La mayor parte de los usuarios que instalan este tipo de software lo hacen para alargar la vida de sus móviles antiguos. Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la inversión que suele ser necesaria para obtener un móvil de gama media – alta. Si el hardware de un móvil sigue estando a la altura, ¿por qué íbamos a querer cambiarlo si podemos mantenerlo actualizado también a nivel de software?

Por otra parte, quien apuesta por móviles baratos, pronto se da cuenta de que su software no destaca por su gran soporte. Aunque a veces el problema viene derivado de que ni siquiera es el óptimo para gestionar los escasos recursos de los que dispone.

El poder utilizar la ROM personalizada que queramos es uno de los pilares básicos de Android y por eso merece la pena que sigan habiendo comunidades activas en torno a ellas. Para disfrutar de las ventajas de esta libertad todo lo que necesitas es aprender a instalar una ROM personalizada en tu terminal. Revisa nuestros post, en este blog encontrarás un montón de recursos para ello.