¡Peligro! El Samsung Galaxy Note 7 tiene un fallo que podría hacerlo explotar

Tras el conocido caso en el que la batería de un Samsung Galaxy Note 7 explotó en Florida incendiando un Jeep, las autoridades de Estados Unidos y la misma compañía Coreana han tomado cartas en el asunto previniendo a los usuarios y anunciando un recall.

El fallo del Galaxy Note 7

El caso que acabamos de mencionar es sin dudas el más conocido, aunque también se han conocido otros en las redes sociales: uno que estalló hiriendo a un niño y las supuestas explosiones en hoteles son algunos ejemplos. Samsung reconoció rápidamente la falla y se expidió al respecto.

Por lo que parece, se trataría de un defecto en las baterías que, al cargar el móvil, levantan temperatura y podría llegar a incendiarse o explotar. La empresa coreana está a la espera de que se certifiquen los nuevos dispositivos para comenzar el recall del Samsung Galaxy Note 7.

El recall del Samsung Galaxy Note 7

Samsung y la Comisión para la Seguridad de los productos de Consumo (CPSC) de Estados Unidos piden a los usuarios dejar de utilizar y cargar el móvil hasta que se realice el recambio de las unidades defectuosas. Además, se detuvieron las ventas y ambas organizaciones están trabajando en conjunto para determinar el problema y su gravedad.

Aunque aún no ha sido anunciado oficialmente por el organismo gubernamental, como es común en este tipo de procedimientos, el comunicado de Samsung declara que se cambiarán los dispositivos por una Samsung Galaxy Note 7 totalmente nuevo y certificado, un Galaxy S7 o un S7 Edge. A este recambio le agrega una tarjeta de 25 dólares de regalo que podría ser utilizada para compras  de servicios y accesorios.

Distintos procedimientos ya han sido iniciados en otros países como México, Australia Corea del Sur e incluso en España, donde Samsung facilitó un correo (sporte.note@samsung.com) y un número gratuito (900 100 807) para atender a los usuarios con unidades defectuosas.

Se estima que este procedimiento puede llegar a costar a la empresa surcoreana alrededor de 1000 millones de dólares, ya que tendría que reemplazar cerca de 2,5 millones de equipos.

No todos los Samsung Galaxy Note 7 están afectados

Se ha calculado que el fallo en las baterías afecta aproximadamente a un 65 por ciento de las unidades vendidas. Esto se debe a que las baterías fueron realizadas por dos fabricantes distintos: las que produjeron el fallo en el Galaxy Note 7 fueron las fabricadas en Corea, mientras que las chinas están siendo catalogadas como seguras y no ofrecen riesgo.

Samsung ha tenido que poner manos a la pobra y actuar rápidamente para evitar lo que podría ser una catástrofe financiera para la empresa. En un principio había rumores sobre la falsedad de las noticias pero los comunicados de la empresa coreana dan fe de la existencia real del problema. ¿Qué repercusiones tendrá en el mundo móvil?

Esperamos tu opinión en los comentarios, ¡hasta la próxima!