Después de decenas de filtraciones, especulaciones y tantas expectativas creadas, era obligatorio hacer un análisis del Samsung Galaxy Note 9 para comprobar si, efectivamente, está a la altura de lo esperado.

análisis del Samsung Galaxy Note 9

 

Mejoras sutiles pero determinantes

Particularmente es algo que nos ha gustado mucho encontrar al hacer el análisis del Samsung Galaxy Note 9:  cambios sutiles, pero que marcan notablemente la diferencia.

Al valorar todas las especificaciones y características del dispositivo se llega a la conclusión de que Samsung ha hecho una buena elección: ha apostado por escuchar a sus usuarios y mejorar lo que no gustó en el predecesor en lugar de tratar de hacer una gran llamada de atención sin mucha sustancia.

La estética del Galaxy Note 9 no cambia demasiado. Está diseñado con aluminio AL700 de grado militar y cristal con protección Corning Gorilla Glass 5 por lo que mantiene sus características premium. Sí se aprecia algo más de sofisticación en el diseño debido al corte del metal que en esta ocasión se ha realizado con láser.

En cuanto a dimensiones, la cosa no ha mejorado. El Galaxy Note 9 es más pesado (201 gramos) y más grueso que el Note 8. Sin embargo, se gana algo a cambio: más autonomía. Este terminal también ofrece mayor ergonomía y un sensor de huellas dactilares rectangular más rápido y eficiente.

El análisis del Samsung Galaxy Note 9 deja al descubierto un móvil poderoso y muy competente

En el análisis del Samsung Galaxy Note 9 hemos descubierto una pantalla más grande que llega a las 6,4 pulgadas. Dispone de una panel Super AMOLED, resolución HD+ y un ratio de 18:5:9. La definición de la pantalla y su brillo se muestran mejores que los de su predecesor. Ofrece un excelente contraste y unos negros perfectos.

Un aspecto interesante es que el Note 9 nos da la posibilidad a través de su software de cambiar la resolución a utilizar en el panel para controlar mejor el consumo. También mejoran las opciones de gestión del brillo automático. En lo que se refiere a pantalla, el terminal obtiene un 10.

En lo referente a la potencia, el análisis del Samsung Galaxy Note 9 deja claro que este dispositivo va sobrado. Integra un procesador Exynos 9810 de ocho núcleos y arquitectura Mongoose con fabricación de 10 nm capaz de trabajar a una frecuencia máxima de 2,7 GHz. En el apartado gráfico nos encontramos con una GPU mali-G72 MP18. Juntos permiten ejecutar juegos y aplicaciones de todo tipo sin pestañear. Excelente rendimiento. 

La memoria RAM del Note 9 es de 8 GB lo que nos habla también de por qué su rendimiento es tan fluido. La memoria interna de este dispositivo es de 512 GB y puede ampliarse la misma cantidad mediante una tarjeta MicroSD. Por espacio, desde luego, no será.

Velocidades de descarga de vértigo

Destaca en el análisis del Samsung Galaxy Note 9 una excelente conectividad. Con este dispositivo es posible alcanzar velocidades de descarga poco habituales.

Otra buena noticia es que el Galaxy Note 9 sigue siendo resistente al agua y al polvo, lo cual será de agradecer teniendo en cuenta la inversión necesaria para adquirir este gama alta de Samsung.

Para los preocupados por la temperatura, el dispositivo integra un sistema de refrigeración líquida sencillo pero altamente efectivo. En cuanto a su autonomía, la batería del Note 9 es de 4000 mAh, lo que justifica su mayor peso y grosor, pero que agradecemos ya que nos permite utilizar el dispositivo cómodamente todo el día, incluida la noche, sin riesgos.

La calidad fotográfica del Note 9 es heredada del Galaxy S9+ y es impecable. Incluye mejoras en el apartado del S Pen más que interesantes que ahora permiten hacer muchas más cosas, de forma más sencilla y en menos tiempo.

Resultado del análisis del Samsung Galaxy Note 9: A este terminal se le puede dar sin miedo a equivocarse una nota de 9 sobre 10. La calidad está asegurada aunque el terminal sea algo más grande y pesado que su antecesor. El rendimiento es impecable y la calidad de imagen excelente.

artículos similares