rootear el Xiaomi Redmi 6¿Tienes interés en rootear el Xiaomi Redmi 6? Llegas justo a tiempo porque vamos a darte el tutorial más sencillo y mejor explicado de internet. Hacerlo es gratis y legal y lo conseguirás en unos minutos.

Cómo rootear el Xiaomi Redmi 6

Veámoslo en dos partes.

Antes de empezar: Ajustes y preparativos

Tranqui que te lo explicamos todo poco a poco. Comienza por esto, que es lo básico.

  • Aposéntate en un ordenador que tenga Windows 7 o más.
  • Tienes que conseguir tanto los controladores que necesitará el teléfono como una herramienta con la que harás el root del Xiaomi Redmi 6. Puedes hacerte con ello de la siguiente manera:
    1. PINCHA AQUÍ.
    2. Verás un doc Drive con contenido referente al teléfono. Arriba a la derecha, pulsa sobre el icono de Descargar, que es una flecha apuntando hacia abajo.
    3. Una nueva ventana aparecerá para que confirmes que, aunque Google Drive no puede analizar el archivo, deseas descargarlo. Dale a “Descargar de todos modos”.
    4. Tendrás una autodescarga de un zip en tu carpeta predeterminada para ello. Extrae su contenido donde prefieras.
  • Encuentra el cable de transferencia de datos de tu teléfono. Si no das con él, saber que el de carga sirve o bien cualquiera con un punto USB y otro MicroUSB.
  • Habilita las dos opciones básicas de desarrollador en tu teléfono: Desarrollo OEM y Depuración USB. Te enseñamos cómo hacerlo AQUÍ. Es muy importante que hagas esto, aunque sea entrar en otro tutorial, pues es la única manera de permitir que el bootloader del teléfono se libere, algo esencial par rootear el Xiaomi Redmi 6.

El root del Xiaomi Redmi 6

Ahora, queda ponerse con “lo chungo”, lo que es verdaderamente rootear el Xiaomi iRedmi 6. Lo vemos en 4 pasos y los desglosamos para que este sea el tutorial paso a paso más fácil de internet y lo guardes en tus marcadores.

  1. Abre la herramienta de root. Esta es MTKroot. La vas a encontrar con todo lo que has descomprimido del zip descargado anteriormente, justo en la ubicación donde lo hayas hecho y con el resto de archivos. Sólo tienes que darle clic derecho y pulsar en “Abrir”.
  2. Una vez dentro, tendremos que hacer la carga de los controladores. Hay que hacer dos, una por tipo de controlador, pero el procedimiento es idéntico.
    1. En el ventana principal de MTKroot, ve a “Drivers”.
    2. De todas las opciones que se te dan, escoge “Qualcomm”.
    3. Ahora, en la ventana abierta, busca los ficHeros que descomprimiste del zip y carga los que se correspondan a Qualcomm”.
    4. Saldrás de nuevo a “Drivers” y tendrás que hacer lo mismo pero dando en “ADB” y cargando los controladores correspondientes.
  3. Conectar el teléfono a MTKroot.
    1. Conecta el cable por su extremo pequeño al smartphone y por el grande al ordenador.
    2. Déjalo cargando si el nivel de batería es bajo porque aunque con esta conexión va cargándose, vas a consumir más recurso durante el root y es totalmente necesario que el teléfono no se apague mientras tanto.
    3. Cuando consideres que está lo suficientemente cargado (si no tienes prisa, déjalo hasta el 99%), pulsa en “Reiniciar USB”.
    4. Después, haremos el chequeo del ADB pulsando sobre “Test ADB”. El resultado de ello debería ser un mensaje arrojado en la consola de la utilidad diciendo que, efectivamente, el móvil se ha detectado y se ha conectado bien.
  4. Aquí es cuando, una vez está todo en orden, rooteamos el dispositivo.
    1. Dale a “Ir a Fastboot”. Tu móvil se reiniciará en el modo homónimo.
    2. Después, pica en “Test Bootloader”. Con ello no harás más que un test que compruebe que el móvil puede ser rooteado (en relación al estado de su bootloader, claro).
    3. Será un mensaje en la consola el que te indique que así es. Si no es el caso, te toca repetir proceso.
    4. Cuando el mensaje sea el correcto, pulsa sobre “Liberar Bootloader”.
    5. Confirma con el botón “Aceptar”.
    6. Echa la mirada a tu dispositivo móvil porque será ahí donde actuarás ahora, siguiendo las instrucciones que se te van a dar.
    7. Al terminar con ellas, vuelve a MTKroot y haz la selección de “Rootear”.
    8. Pulsa en “ROOT”. Deben pasar unos segundos y, tras ellos, un mensaje de confirmación que diga “OK!”. El teléfono estará correctamente rooteado entonces.