Configurar la seguridad y privacidad de Instagram

Las redes sociales han abierto un nuevo modelo de comunicación muy útil para aquellas personas con dispositivos electrónicos. Pero también, por desconocimiento, pueden generar un agujero de seguridad muy grande en la intimidad de aquellos quienes las utilizan. Esta es una de las redes sociales más utilizadas. Por este motivo, a lo largo de este texto vamos a mostrar cómo se debe configurar la seguridad y privacidad de Instagram en nuestro teléfono móvil.

¿Cómo mejorar la seguridad en Instagram a través de una correcta configuración?

Instagram es una red social donde todos los usuarios pueden compartir fotos o vídeos, mejorados, ambos con efectos que ofrece la propia aplicación.

Al igual que otras apps sociales parecidas, se trata de un espeacio en el que se puede ser observado por otros usuarios o grandes empresas, para poder enviarte publicidad adecuada en función de los perfiles que sueles visitar con frecuencia y sigues.

Es por ello, entre otras muchas cosas, que es muy importante tomar conciencia de nuestra privacidad y poner remedio para tenerla configurada correctamente en materia de seguridad para sentirnos todo lo protegidos que sea posible.

En primer lugar, debemos comprobar que nos descargamos la última versión del software, ya que será la que tenga activado mayor número de parches de seguridad. Si ya la teníamos en nuestro dispositivo, es interesante revisar que esté completamente actualizada algo muy sencillo de conseguir desde la tienda de aplicaciones. A partir de este momento, podemos abrir Instagram para comenzar a revisar la configuración de seguridad del mismo.

Pasos a seguir para configurar la seguridad y privacidad de Instagram correctamente

El primer paso a tener en cuenta, considerando ya que nos movemos con un software actualizado, es que queremos configurar nuestra red para que ningún pirata informático pueda entrar en ella. Por ello, será necesario entrar en nuestro perfil y pulsar sobre los tres puntos que se encuentran en la zona superior a la derecha.

Veremos un apartado con opciones generales. Nosotros vamos a entrar en el apartado “Cuenta”, donde veremos una serie de opciones de configuración de la misma. En el caso de que también utilicemos “Facebook” es necesario enlazar cuentas. Aunque esto probablemente ya lo habrás hecho al crear tu cuenta, pues Instagram es propiedad de Facebook.

El siguiente paso es muy importante. Pulsa sobre “Cambiar contraseña”. Deberás introducir dos veces la nueva contraseña y una vez la que tenías anteriormente. Asegúrate de que tu contraseña incluye mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Esto es muy importante para darle un mayor grado de seguridad a tu cuenta y que, por tanto, no sea sencillo entrar y los hackers pierdan interés en ella.

A continuación, vamos a configurar nuestra cuenta como privada, de manera que los usuarios solo podrán ver el contenido que nosotros queramos dar a conocer. Para ello, accede al campo “Opciones / Cuenta”. Activamos el interruptor. Ahora nos aparecerá un mensaje que indica el cambio de configuración y la implicación que esto tendrá. Nos indica también que a partir del momento en que la configuración se pone como privada tendrás que aprobar los seguidores que quieran ver tu perfil. Pulsa sobre el botón “Aceptar”.

A partir de este momento, solo los usuarios que tengan nuestro permiso podrán ver lo que publiquemos; muy útil, ¿no?

También es posible que bloqueemos a usuarios en particular que no queremos que vean nuestro perfil. Esto se hace directamente accediendo al perfil del usuario al que queremos bloquear. Entre las opciones que nos ofrece Instagram aparece la de “Bloquear usuario”. Una vez habilitado, este ya no podrá ver tus publicaciones. Para desbloquearlo se hace la misma operación pero a la inversa. Eso sí, durante ese tiempo, tú tampoco tendrás acceso a su contenido, aunque no creo que sea algo que te quite elsueño, claro.

Con estas medidas de seguridad podrás tener controlado el acceso al contenido de tu cuenta de Instagram, de manera que podrás evitar accesos no permitidos. Disfrutarás de la privacidad gestionada por ti y evitarás intromisiones de terceros en esta. Y lo mejor es que necesitarás tan solo unos minutos para llevar a cabo los pasos anteriores y proteger tu cuenta de Instagram con total seguridad.