iPhone liberado

¡Qué tiempos aquellos en los que las operadoras “regalaban” terminales a cambio de contratos con permanencia. El detallito siempre era que estaban vinculados a estas pero, como éramos sus clientes, no nos importaba, íbamos a usarlos con sus tarjetas y, por ende, eran compatibles, lo cual nos permitía ir con un teléfono de última moda “sin pagarlo”.

Conforme iban pasando los años cambiaron las leyes y los usuarios empezaron a ver cómo sus derechos no se violaban en este aspecto, permitiéndose la liberación de los equipos de una manera sencilla y, de hecho, por parte de las operadoras.

Y ahora viene la pregunta. Puede que en algún momento quisieras hacer uso de este derecho, que hayas comprado un aparato de segunda mano o que, sea como sea, o sepas si tienes el iPhone liberado. Es lo que vamos a tratar en este post.

Cómo saber si tienes el iPhone liberado

Hay ocasiones en los que la lógica nos dice que el aparato no está vinculado a nadie, como si pagas el precio total de este (o un altísimo porcentaje). No sería justo esa vinculación a cambio de nada o de un descuento ínfimo.

Sin embargo, hay muchas otras situaciones en las que no está tan claro y queremos que descubras ya si tu móvil es libre o no.

Desgraciadamente, es algo que no se ve a simple vista, ni cuando estás vinculado a una empresa ni cuando el aparato se libera, de manera que nunca puedes estar totalmente seguro.

Usar una tarjeta SIM

Lo primero que se te puede pasar por la cabeza es utilizar una tarjeta SIM de un operador diferente al que utilizas normalmente.

Si esta se detecta y es usable es porque el teléfono funciona con ella. Si ya funcionaba con tu tarjeta de otra compañía lo hace con dos, lo que significa que no es de uso exclusivo de tu compañía (ni tampoco lo será de otra, evidentemente).

  1. Lo que tienes que hacer es corroborar que las opciones relacionadas con la SIM funcionan. Por ejemplo, prueba a hacer una llamada con tu SIM en el móvil. Lógicamente, si la usas habitualmente ya sabrás que sí.
  2. Apaga tu teléfono haciendo uso del botón de bloqueo y usando la barra de deslizamiento para el apagado.
  3. Saca tu SIM (necesitarás una herramienta de empuje).
  4. Introduce en su lugar una SIM de otra compañía.
  5. Enciende el dispositivo.
  6. Prueba ahora a llamar a alguien. Obviamente, tendrás que tener saldo o una tarifa que te permita hacerlo. Si puedes llamar es porque el teléfono lo permite y, por ende, está liberado.

Echar un vistazo a los ajustes

Si no tienes una tarjeta a mano, tranquilo, puedes hacer la comprobación de una manera diferente, echando un vistazo a los ajustes del teléfono.

  1. Ve a “Ajustes”.
  2. Entra en “Datos móviles”.
  3. Ahora ve a “Opciones”.
  4. ¿Encuentras el menú de “Red de datos móviles”? Siendo el caso, lo lógico es que tengas el iPhone liberado, pues no debería aparecer en los aparatos iOS capados.

Liberar un iPhone

De no ser el caso, cuentas con diferentes opciones para conseguir liberar un iPhone. Puedes hacerlo a través del operador que lo tiene capado, es decir, la compañía de la tarjeta SIM que SÍ funciona. Cada una cuenta con sus propios métodos de liberación, los cuales dependen de varios aspectos, pero básicamente de la marca y modelo del dispositivo.

Otra opción será recurrir a empresas de terceros como Movical. Nosotros generamos códigos que introduces en el teléfono en unos segundos y que siempre tienen garantía de funcionamiento. Si contactas con nosotros para liberar el teléfono móvil te aseguramos que en muy poco tendrás tu iPhone liberado, listo para usarse con tarjetas SIM de la compañía que prefieras.