imei reportado

Conseguir tener un IMEI reportado puede ser muy bueno, o muy malo; depende del lado en el que te encuentres.

Obviamente, si te han robado el teléfono o lo has perdido o dejado olvidado en cualquier parte, además de poner una denuncia, es prácticamente una obligación el inhabilitar el IMEI, pues lo que pase con ese dispositivo es tu responsabilidad mientras siga activo. Y haciendo esto es la única manera de conseguir dejarlo KO, lo cual será algo muy positivo.

Por otro lado, tenemos la situación contraria. Imagina que te encuentras un teléfono, decides quedártelo y usarlo y jubilar el tuyo sacándole unos eurillos. De repente, un día, el nuevo aparato no te funciona en absoluto, está totalmente bloqueado debido a que tiene el IMEI reportado por su dueño.

O incluso puede que compres un teléfono “de segunda mano” que resulta ser robado y su antiguo dueño, en cuanto lo da por perdido hace el reporte y lo bloquea. Te quedas sin dinero, sin teléfono y sin poder quejarte porque has comprado un dispositivo robado fuera de una tienda, sin ticket, sin IVA y, en definitiva, sin garantías, por mucho que el vendedor diga que sí.

Parece, entonces, que saber si un móvil tiene el IMEI reportado nos puede ser de mucha utilidad, al igual que saber reportarlo.

¿Cómo saber si el teléfono que nos interesa tiene el IMEI reportado?

Hacerlo es muy sencillo y, además, no te va a costar ni un euro, que ya sabemos que esa suele ser la exigencia de la gran mayoría de usuarios, sobre todo si se trata de aparatos que todavía no son suyos.

El IMEI es un código numérico que se relaciona con tu teléfono de cara a que tu dispositivo se identifique a los operadores de red. Cualquier móvil precisa de uno y, por tanto, todos vienen con el suyo, único, indispensable para conectarse a los servicios de red móvil.

Probando que un IMEI corresponde a un dispositivo de tu propiedad puedes denunciarlo, de manera que se proceda a su anulación, quedando el IMEI reportado y el teléfono móvil inutilizado.

A partir de aquí, ese código pasará a formar parte de una lista negra en la que se encuentran todos los IMEIs reportados por sus propietarios. Con ello se consigue que ninguna de las compañías de servicios de red dé sus servicios a los dispositivos en cuestión.

Además, de obviamente, no poder llamar y todo lo demás, si haces uso de un teléfono en esta circunstancia eres tú quien pasa a ser el responsable.

Veamos cómo poner solución al problema y conseguir saber si se dispone de un teléfono operativo o si tiene el IMEI bloqueado o este está reportado, en camino a bloquearse.

  1. Hazte con el IMEI. Pulsa en el dispositivo “*#06#. El código aparece en pantalla.
  2. Entra aquí.
  3. Introduce el número en el rentángulo donde se indica “Enter IMEI…”.
  4. Pulsa en el botón “Check”.
  5. Verifica pulsando sobre el cuadrado de tick del CAPTCHA.
  6. Irás a otras página. Busca y pulsa “Phone Blacklist Check Simple”.
  7. Ahora haz lo propio en “Check Blacklist Status”.
  8. Espera. El resultado no da lugar a dudas. Si en el recuadro “Blacklist” aparece un “SÍ”, estás ante un IMEI reportado. Si indica “NO”, tranquilo, de momento no se ha denunciado ni considerado como tal.

En serio, mucho ojo con esto porque tener en tus manos un teléfono sustraído puede ponerte en una situación muy difícil. Además de afrontar una cuantiosa multa, puedes incurrir, incluso, en un delito penal. Así que, asegúrate de lo que haces y, desde luego, guarda este post por si lo pudieses necesitar más adelante; ¡nunca se sabe!