qué hacer si tu móvil cae al agua

Es cierto que lo de la certificación IP68 está bastante extendida, pero eso no significa que la mayoría de los terminales la tengan. De hecho, muchos usuarios cuentan con teléfonos móviles que no son resistentes al agua. Y claro, la tragedia acecha en cada esquina. ¿Qué puedes hacer si tu móvil cae al agua? Aquí unos consejos.

¿Qué esperar si tu móvil cae al agua?

Nada. De hecho, si tu móvil cae al agua no esperes. Saca el móvil tan rápido como puedas que para pensar ya tendrás tiempo luego. Cada segundo cuenta, entre más tardes, menos posibilidades de rescatarlo tendrás. Ahora, sigue los pasos que te daremos a continuación con la misma rapidez, especialmente si ha caído al agua del mar ya que es la más corrosiva para u móvil.

Pasos a seguir inmediatamente si tu móvil cae al agua

  1. Si el móvil estaba apagado o se te ha apagado no lo enciendas para comprobar si sigue funcionando. Si sigue encendido no lo manejes, solo extrae la batería rápidamente.  En el caso de que veas saltar chispas en algún momento, dile adiós a tu móvil por siempre.
  2. Coloca el móvil sobre un trapo y sécalo poco a poco de forma suave y con un paño de microfibras preferentemente que esté seco y tenga buena capacidad de absorción. Para que el agua no se extienda hay que evitar mover el teléfono. Es importante usar un paño adecuado para que no deje pelusas ni restos en partes delicadas del teléfono.
  3. Revisa bien si hay gotas en las grietas y orificios. Fíjate bien en el puerto de carga, los orificios de los altavoces o el del auricular, etc.
  4. Si tienes un aspirador a mano, úsalo. Pásalo a toda potencia para succionar los restos de líquido que haya quedado dentro y que no hayamos podido atrapar con el propio paño.  El secador de pelo no vale ya que no succiona sino que expulsa aire y eso solo empeoraría la situación. Además, el calor que emite tampoco es buen aliado.
  5. Ahora que ya has hecho todo lo que estaba en tu mano, deja que el móvil se seque por sí mismo con la ayuda del tiempo y un poco de arroz. Este alimento (seco, claro está) ayuda a absorber la humedad. De hecho, son muchos los que han resucitado teléfonos móviles y otros aparatos tecnológicos con su ayuda. Si no tienes arroz, también puedes usar bolsitas con gel de sílice de las que suelen venir en las cajas de zapatos. Si quieres asegurarte de que haya hecho efecto, déjalo actuar durante 24 o 48 horas y ve cambiándolas de posición de vez en cuando. 24 horas es el mínimo requerido.

La hora de la verdad, ¿cómo saber si funcionó?

Ahora es el momento de la verdad. Si todo ha ido bien, al poner la batería en tu móvil y encenderlo debería responder. En el caso de que no sea así, prueba a cargarlo, la batería puede haberse descargado en este periodo. Si después de cargarlo tampoco va, entonces es que nuestro móvil ha pasado a mejor vida. D.E.P.