A todos nos ha pasado en algún momento que nuestro móvil va lento. Algunas veces el aparente problema se arregla solo. En otras la persistencia nos saca de quicio. En este artículo vamos a mostrarte algunos trucos que puedes llevar a la práctica para mejorar la velocidad de un móvil que va lento.

mejorar la velocidad de un móvil que va lento

1. Vacía la memoria

Los discos de memoria que vienen integrados en los teléfonos móviles son muy eficientes y rápidos. Pero cuando se llenan se atascan. Por eso, el primer paso para mejorar la velocidad de un móvil que va lento, es vaciar toda la memoria interna.

2. Elimina las apps que no uses

Tu memoria puede estar sobrecargada por una gran cantidad de apps. ¿Hay algunas que no usas? No te cortes y elimínalas. Ahorrarás espacio para otras cosas y mejorarás el rendimiento de tu teléfono. Te ponemos un ejemplo: ¿te gusta visualizar las noticias on line? En lugar de bajarte la aplicación del periódico o publicación, consúltala a través del navegador.

3. Deshazte de aplicaciones inútiles

Con inútiles no nos referimos a que no las uses. De eso ya nos hemos ocupado en el punto anterior. Lo que queremos decir es que elimines las aplicaciones que no sirven para nada como pueden ser los antivirus o los optimizadores. Con la herramienta de Google Play Protect es suficiente para que controles el rendimiento de las apps y también para saber si son o no maliciosas. Ten en cuenta que hay móviles que ya incluyen sus propios optimizadores de rendimiento por lo que no tendrás que recurrir a ninguno externo.

4. Actualiza tu móvil

Una de las razones por las que un móvil puede estar funcionando lento es por la presencia de virus o troyanos. Para evitarlos, nada mejor que mantener tu smartphone actualizado con lo último en software. Sabemos que da pereza pero no le des a posponer las mismas siempre que puedas.

5. Si nada de lo anterior funciona para mejorar la velocidad de un móvil que va lento, usa el truco de la vieja escuela.

Si nada de lo anterior te ha servido, y el reinicio tampoco surte efecto, utiliza el truco que nunca falla: resetea o restablece los valores de fábrica de tu dispositivo. Con esto todo debería ir bien. Si no es así, lamentablemente debes empezar a pensar que se trata de un problema de hardware o de otro tipo.