Lista negra, reporte, bloqueo y locked de iPhone

Lista negra, reporte, bloqueo y locked son conceptos que seguro que te suenan si eres usuario de Apple, especialmente si tienes un iPhone. Sin embargo, hemos visto que se usan erróneamente, sobre todo como sinónimos, cuando realmente son cosas diferentes.

¿En qué se parecen y diferencian lista negra, reporte, bloqueo y locked de iPhone?

Comencemos por indicar que en todos los casos estamos haciendo referencia a un bloqueo, es decir, a una inutilización del dispositivo. La que los diferencia es el motivo por el cual ocurre.

Bloqueo de operador

Es lo que comúnmente se conoce como “Locked” y es el bloqueo que hace el operador con el que llegas a un acuerdo para recibir tu iPhone. Esto se hace para que te veas en la obligación de contratar sus planes, pues el dispositivo no funcionará con SIMs de ningún otro operador.

Puedes, por supuesto, liberar o desbloquear el iPhone para usarlo con otras compañías. De este modo, el teléfono funcionará tal y como si lo hubieses comprado en una tienda Apple, teniendo exactamente los mismos privilegios que el resto de usuarios de la firma.

Bloqueo por reporte

El teléfono queda inutilizado si el usuario reporta (denuncia) su robo o extravío. Esto supone que se trabaje sobre el IMEI del aparato, que es único, para que este deje de poder utilizarse. Obviamente, esto no es algo exclusivo de los iPhones sino que cualquier usuario, sin importar el modelo y la marca de móvil que tenga puede hacer un reporte y conseguir, con ello, que su terminal se inutilice a la hora de realizar llamadas.

Lista negra es el concepto que se utiliza para hacer referencia al lugar donde se deja constancia de todos los iPhones bloqueados por este método de IMEI o reporte. Si alcanzas a dar con un iPhone en la lista negra será porque este te lo vende alguien que no es su propietario original y, o lo ha robado, o lo ha encontrado y no lo ha indicado a las autoridades.

También entrarán en ella aquellos que se bloqueen por impago de tu factura. En ese último caso, es evidente que el teléfono tiene que estar bloqueado por el operador, este no puede obrar sobre un terminal con el cual no está vinculado de ninguna manera.

En cualquier caso, el resultado es el mismo. Este teléfono no podrá realizar llamadas, mostrándose el mensaje “Sin servicio”. En otras ocasiones, se podrá hacer el amago de llamada pero esta se cortará de inmediato. Tampoco tendrás red. Todo ello supone que el teléfono no pueda usar utilizado, a fin de cuentas, para lo que está diseñado.

Bloqueo por iCloud

Finalmente, tenemos lo que se conoce como boqueo por iCloud. Este es de alcance local y lo hace el primer usuario que tiene el iPhone en su poder. Lo único que hace es, iniciando su sesión en iCloud, incluir una contraseña para el aparato. Esta se requerirá en circunstancias diversas como para hacer el cambio de SIM, para realizar actualizaciones, reiniciar el software o incluso a la hora de descargar ciertas aplicaciones.

En una venta legítima de un iPhone de segunda mano, el bloqueo por iCloud lo quitará el dueño original para que el nuevo dueño pueda poner, desde su cuenta iCloud, el password que considere y disfrutar de las mismas opciones.

Este se quita desde la cuenta con la que se creó, de manera que si das con un iPhone que no es tuyo verás que, llegado un punto en su uso, se te pedirá dicha contraseña y no podrás quitar esta función. Tampoco hay empresas o programas que lo hagan. La única solución es contactar con Apple y que puedan verificar que el teléfono es tuyo realmente.