las-imperdibles-características-del-samsung-galaxy-note-4

El Note 4 es uno de esos equipos para deleitarse en más de una característica: en casi todos los apartados posee la última y mejor tecnología. Por eso hablamos de las imperdibles especificaciones del Samsung Galaxy Note 4 en lo que se refiere a la pantalla, el diseño, la potencia y aún más. ¡A conocerlo!

Las dimensiones del dispositivo están bien logradas, aunque por momentos se siente más grande lo que debería, haciéndolo algo difícil de manejar. Tiene una altura de 153,5 mm x 78,6 mm de anchura y 176 gr de peso (mejores medidas que el iPhone 6 Plus que dispone de 0,2 pulgadas menos de diagonal). La fabricación es un punto a destacar ya que se eligió un marco metálico, una aleación de acero para el marco frontal que suma muchísimos puntos en estética y tacto, y un plástico que emula la piel para la carcasa trasera.

El punto que más hay que destacar: la pantalla. Las imperdibles especificaciones del Samsung Galaxy Note 4 nos traen las 5,7 pulgadas, resolución de 2560×1440 y 515 de píxeles por pulgada. La excelencia de este panel vale totalmente la pena de las dimensiones algo excedidas. En este modelo la tecnología AMOLED y su luminosidad se lucen por completo, mostrando un contraste magnífico, colores intensos, bueno ángulos de visión y calidad a pleno sol.

El S-Pen continúa siendo la marca de identidad de los Samsung Note. Afortunadamente, el uso del mismo nos devolverá una experiencia óptima. Su precisión ha mejorado todavía más, con respecto a sus antecesores.

Siguiendo con los fuertes del equipo, hablemos de su rendimiento. Como vemos en su ficha técnica, el procesador es Qualcomm Snapdragon 805 con 4 núcleos, la garantía de un uso fluido y veloz, y de la capacidad de correr cualquier tipo de juego –hasta los más exigentes– que lo posiciona entre los smartphones con más potencia.

Venimos entusiasmados con estas imperdibles especificaciones del Samsung Galaxy Note 4, pero tenemos que hacer un señalamiento al único punto que parece no cumplir con las expectativas de todos y viene a ser la cámara. Pero es importante aclarar que sólo se trata de que la experiencia no es excelente (como venía siendo en los anteriores apartados), pero sí muy satisfactoria. En vez de montar un sensor propio, como lo hicieron en el Galaxy S5, se incluyó uno de Sony en la cámara trasera y posee 16 megapíxeles. Por supuesto, el desempeño es superior en condiciones de buena luz y su punto más fuerte es la velocidad de enfoque y disparo.

Para terminar, puedes chequear las soluciones a los posibles problemas técnicos de este terminal e informarte sobre cómo liberarlo con Movical.