samsung_galaxy_a3_2016

Durante este año, la propuesta de Samsung más destacada para la gama media la encabezaban todos los terminales de su serie A. Hablamos de móviles que tenían todo tipo de especificaciones y que estaban hechos para convencer a distintos perfiles de usuarios. No sabemos si este año la compañía tendrá el mismo éxito pero lo que sí sabemos es que la nueva propuesta de Samsung para la serie A en el 2016 ya es oficial. Te la presentamos brevemente.

Samsung Galaxy A3, pequeño pero matón

El Galaxy A3, como ya suponíamos por lo que habíamos visto en la línea anterior, es el más discreto en cuanto a prestaciones, sin embargo, este año muchos usuarios se van a sorprender porque el más pequeño de los A cuenta con una carcasa metálica y parte trasera de cristal, un diseño que hereda de los Galaxy S6 y que lo dota de un gran atractivo. Esto en la parte positiva. En la negativa nos encontramos con que el Galaxy A3 es el único de los nuevos terminales de la serie A que no integra entre sus especificaciones lector de huellas.

Otras de sus características son pantalla de 4.7 pulgadas con resolución HD (1280 x 720), procesador de cuatro núcleos con capacidad para trabajar a una velocidad de reloj de 1.5 GHz si bien la firma no ha especificado el modelo, cámara principal de 13 megapíxeles, trasera de 5 MP, memoria RAM de 1.5 GB, memoria interna de 16 GB ampliable mediante MicroSD, soporte para 4G, Android 5.1 Lollipop como sistema operativo y batería de 2.300 mAh. Su disponibilidad, igual que la del resto de los terminales que encabezarán la lista de la serie A, se conocerá a principios del 2016. Lo que sí podemos confirmar es su precio de salida que estará rondando los 300 euros.

Samsung Galaxy A5, el del medio de los chichos

El Galaxy A5 es el terminal que está justo en el medio, de momento. Y decimos de momento porque según lo que se rumorea y lo que corre por Internet es muy probable que este año Samsung nos presente una nueva propuesta para esta línea: el Galaxy A9 pero por el momento, a falta de más datos, no contamos con él.

Entre sus especificaciones nos encontramos con un diseño al estilo S6 que integra, al igual que el Galaxy A3 y el Galaxy A7 una carcasa metálica y parte trasera de cristal. Ahora bien, el resto de especificaciones sí que varían sustancialmente respecto al A3. Nos encontramos con pantalla de 5.2 pulgadas con resolución Full HD (1920 x 1080), lector de huellas que, si el dispositivo llegara a actualizarse a Android 6.0 le daría mucho juego (lleva la versión 5.1 Lollipop); un procesador de 8 núcleos con capacidad para trabajar a 1.6 GHz de velocidad de reloj, 2 GB de memoria RAM, 16 GB de memoria interna ampliable hasta los 128 GB mediante MicroSD, cámara principal de 13 megapíxeles con varias funciones muy interesantes como estabilización óptica de imagen, batería de 2.900 mAh, carga rápida y soporte para 4G.

Como se puede ver, este terminal está bastante equilibrado por lo que seguramente será, de los tres, uno de los más vendidos, sobre todo porque su precio solo está 100 euros por encima del A3 y lo que se gana con esta diferencia es mucho.

samsung_galaxy_a5_2016

Samsung Galaxy A7, el definitivo ¿o no?

El Galaxy A7, como decíamos, es de momento el mayor de los tres. A esperas de que Samsung confirme o directamente presente al A9, este es el que más generoso se muestra en prestaciones. Entre otras cosas ofrece una pantalla de 5.5 pulgadas con Full HD (1920 x 1080), un procesador de ocho núcleos con capacidad para trabajar a una velocidad de reloj de 1.6 GHz, 3 GB de memoria RAM, 16 GB de memoria interna ampliables hasta los 128 GB mediante tarjeta MicroSD, cámara de 13 megapíxeles con estabilizador óptico de imagen, cámara frontal de 5 megapíxeles con apertura de f/1.9, Android 5.1 Lollipop como sistema operativo, una batería de 3.300 mAh con función de carga rápida y lector de huellas dactilares. Se podrá adquirir en colores blanco, negro, dorado y rosa dorado, como el resto de terminales de la serie. En cuanto al precio, se estima que estará sobre los 500 euros.

Diferencias clave entre las tres nuevas propuestas de Samsung

En resumidas cuentas podríamos decir que las diferencias entre los Samsung Galaxy A3, A5 y A7 son sutiles pero determinantes. Por ejemplo, nos encontramos con muchas similitudes: los tres terminales cuentan con el mismo diseño heredado del S6 y también algunas características comunes como, por ejemplo, soporte para 4G y el mismo tamaño de sensor en las cámaras. Sin embargo, las diferencias, que entre un terminal y otro parecen dar un salto, son significativas.

De un dispositivo a otro las pantallas aumentan de tamaño: 4.7, 5.2 y 5.5 para el Galaxy A7. Las resoluciones aunque se mantienen igual para los A5 y A7 varían en el A3 que se queda en la resolución HD. De hecho, podríamos decir que el terminal más distinto de todos es el A3 que no integra sensor de huellas dactilares, que tiene un procesador de cuatro núcleos frente al de 8 que tienen sus hermanos mayores y que, en principio, podría no incluir tampoco la función de carga rápida que sí llevan el resto de dispositivos.

Dicho esto, podemos concluir que los terminales más parecidos de la línea son el A5 y el A7. ¿Qué diferencias entre ellos justifican el cambio en el precio? Aparte de un mayor tamaño de pantalla, en principio no vemos diferencias significativas ya que, como se puede ver, resolución, cámara, diseño y memoria interna se mantienen iguales. Las diferencias más notables las encontramos en la memoria RAM que sube un gigabyte de un terminal a otro, el peso y el grosor. ¿Justifican estos cambios el salto de precio? Sea como sea, los tres dispositivos se muestran a priori bastante atractivos si bien es cuestión de tiempo que podamos tenerlos entre nuestras manos y realizar las primeras pruebas de rendimiento. Como siempre, te mantendremos informado pero de momento, puedes irnos dejando tus impresiones. ¡Te leemos!