¿Sabías que Google lleva desde el año 2016 trabajando en un nuevo sistema operativo para móviles? Se llama Fuchsia OS y se presenta inicialmente como una alternativa a Android. El proyecto va bastante en serio. Y no lo decimos solo por el tiempo que ya hay invertido en él, sino por los más de 100 ingenieros que tiene dedicados. Te contamos más sobre él.

Fuchsia OS

Sabemos es que este sistema operativo utiliza un kernel Zircon que ha sido desarrollado por Google desde cero. Hay que destacar que este kernel, cuyo código se puede consultar en esta web, está pensado para ser usado en dispositivos móviles y ordenadores. Eso sí, con cantidades de memoria RAM bastante grandes.

La licencia bajo la que funciona es una mezcla de BSD 3, MIT y Apache 2.0, aunque se introducen algunas restricciones. Una de ellas es que los trabajos derivados puedan tener derecho a usar el nombre del autor sin el permiso de este.

Fuchsia OS es compatible con las aplicaciones y juegos de Play Store así que no hay necesidad de que cunda el pánico. Su interfaz llamada Armadillo está diseñada para potenciar el trabajo multiventana. Y, por el momento, el sistema operativo solo está disponible para los nuevos Pixelbook.

¿Podría Fuchsia OS sustituir a Android?

Hay quien cree que este nuevo sistema operativo podría ser el sucesor de Android. Incluso que en un plazo de alrededor de 5 años podría llegar a sustituirlo totalmente. Sin embargo, Google se ha referido a Fuchsia OS tan solo como “uno de sus muchos experimentos Open Source”. En definitiva, el proyecto avanza, pero no sabemos hacia dónde ni con qué objetivo.

Si quisieras conocer más detalles sobre Fuchsia OS, que cada vez es menos desconocido, los de Mountain View han creado una página web llamada The Book. En ella suben información y documentación sobre el proyecto disponible para todos los públicos. Aunque la encontrarás un poco aburrida si no eres entendido en software.

 

artículos similares