enfriar el móvil cuando se calientaEl uso continuado de los dispositivos móviles hace que, inevitablemente y por muy ben que se construyan, estos se calienten. Corremos aplicaciones cada vez más exigentes con hardwares cada vez más potentes que alcanzan ya cifras similares a las de los ordenadores modestos (hay móviles ya con 12 GB de RAM en el mercado) en espacios mínimos. Esto supone que vayamos ganando grados sin darnos cuenta y que, de repente, nos encontremos con la necesidad de enfriar el móvil. Eso es precisamente lo que te ayudaremos a hacer hoy así que guarda este artículo en marcadores para poder ir consultándolo cuando lo precises.

X buenas maneras de enfriar el móvil cuando se calienta

Primeramente, ten claro que el teléfono se va a calentar por correr aplicaciones exigentes durante bastante tiempo, por exponerlo a altas temperaturas (lógico) o por usarlo mientras se carga principalmente. Si esto ocurre sin que lo estés utilizando puede ser síntoma de que alguno de sus componentes no se encuentra en buen estado y es más que probable que los siguientes consejos no vayan a tener resultados en tu caso.

Si es así, lo mejor es acudir a tu garantía para ver qué ocurre con el dispositivo. Lo más habitual, en estos casos, es que la batería se haya estropeado o que se haya filtrado algún malware. En cualquier caso, eso lo debe diagnosticar un experto.

Dicho esto, ahora sí, veamos qué soluciones podemos proponerte para enfriar el móvil unos cuantos grados.

Quítale la funda

Sí, sabemos lo peligroso que es llevar sin funda estos teléfonos de hoy en día que se rompen con mirarlos. Sin embargo, debes saber que esta impide que el aire caliente salga del dispositivo, lo cual hace que los grados vayan en aumento.

Escoge los momentos menos peligrosos como, por ejemplo, cuando estés en el trabajo, en clase, frente al ordenador, comiendo o durmiendo. También, por supuesto, en estos momentos en que notes el calorcillo en las manos, aunque esto signifique dejar de hacer lo que estés haciendo.

Cierra las aplicaciones

Es posible que, simplemente, sea demasiado para tu aparato. Si estás dale que te pego a los marcianitos y a algunas cosas más, escoge un ar de ellas y cierra lo demás.

Ojo al segundo plano

Casi más culpa tienen las apps que se quedan ejecutadas en segundo plano. Estas son aquellas que has abandonado pero no has cerrado y, por tanto, se quedan consumiendo recursos. Procura mantener el segundo plano siempre limpio, tanto para enfriar el móvil como para no consumir batería inútilmente.

Apaga el smartphone

Dale un respiro. Cuando no lo uses o cuando esté empezando a ponerse caliente apágalo y déjalo descansar. Piensa que este trabaja 24/7; necesita su tiempo de descanso.

No recurras a apps de enfriamiento

Estas son, en esencia, limpiadores (no te van a aportar nada nuevo, sólo decirte qué estás usando y puedes cerrar o qué no usas y debes eliminar) y correrlas ya hace que la temperatura suba de por sí.

Usa su cargador

Es más que probable que, si le has puesto el cargador de otro móvil, o peor, uno de esos que venden por 4 perras de dudosa calidad, este esté haciendo estragos en tu dispositivo sin que te des cuenta, sobre todo, como es lógico, restándole calidad y funcionalidad a la batería, que debe sobreesforzarse y, con ello, calentarse.

Deja el teléfono a cubierto

No lo expongas a altas temperaturas. Esto es, no lo lleves a la playa ni salgas a jugar a Pokémo GO a las 4 de la tarde en pleno julio. Es un consejo que parece tonto pero es más que lógico. Al igual que nosotros cogemos temperatura bajo el sol los aparatos también lo hacen.

Haz limpieza

Borra tanto las aplicaciones que no uses como todo tipo de archivos duplicados o que no te hagan falta. No olvides, también, darle una pasadita a la caché de vez en cuando. Si vas sumando te darás cuenta de todo lo que tu móvil está soportando inútilmente.