Acaban de presentarse los nuevos iPhone 2018 y, por supuesto, el usuario se pregunta cuáles son los cambios entre un modelo y otro y si merece la pena adquirir el nuevo terminal. Te mostramos las diferencias entre el iPhone X y el iPhone Xs. 

diferencias entre el iPhone X y el iPhone Xs

Las diferencias entre el iPhone X y el iPhone Xs son escasas

Seguramente terminásemos antes si hablásemos de las similitudes entre estos dos terminales. Ojo, hablamos del iPhone Xs. Más adelante podrás comprobar como sí que existen mejoras en el iPhone Xs Max frente al iPhone X.

  • Mismas medidas: 143.6 x 70.9 x 7.7 milímetros
  • Marco de acero inoxidable y cristal resistente en la parte delantera y trasera
  • Pantalla OLED de 5,8 pulgadas con ratio 19.5:9, resolución de 2.436 x 1.125, True Tone, Wide Color, 3D Touch y HDR.
  • Cámara trasera dual con angular de 12 MP f/1.8 y telefoto: 12 MP f/2.4
  • Cámara frontal con sensor de 7 megapíxeles, apertura f/2.2, HDR y modo retrato.
  • Face ID
Las similitudes son bastantes, ¿cierto? Ahora veamos las diferencias entre el iPhone X y el iPhone Xs. 
  • Mayor peso: 177 gramos frente a los 174 gramos del iPhone X
  • Resistencia al agua IP68 (El iPhone X contaba con IP67)
  • Procesador Apple A12 Bionic Hexa Core 64 bit 7 nm
  • Capacidad de almacenamiento de hasta 512 GB
  • La cámara del iPhone X cuenta con OIS, PDAF, flash LED cuádruple, modo retrato y vídeo 4K. Estas características no están presentes en el iPhone Xs, sí en el Xs Max.
  • iOS 12 como sistema operativo, aunque el iPhone X también puede actualizarse.
  • e-SIM como modo Dual SIM
  • Mayor autonomía (30 minutos más que en el iPhone X, 1 hora y media más en el iPhone Xs Max)
  • Se presenta en colores distintos: gris espacial, plata y oro.

 

Como se puede ver, las diferencias entre el iPhone X y el iPhone Xs no son muchas. Sin embargo, sí que encontramos alguna que otra diferencia más entre el iPhone X y el iPhone Xs Max.

  • El iPhone Xs Max pesa más, concretamente 208 gramos.
  • Dispone de la pantalla más grande que haya tenido nunca un iPhone: 6,5 pulgadas

Las diferencias atañen a 4 aspectos básicos:

  1. La integración de una mayor pantalla en el Xs Max
  2. La dotación de mayor autonomía
  3. La implementación de un mejor procesador
  4. Mayor capacidad de almacenamiento

Las diferencias son tan escasas que comprar un iPhone X y un iPhone Xs Max cuesta exactamente lo mismo salvo en la versión de 512 GB de capacidad de almacenamiento que el primero no tiene.

Si merece la pena o no en base a esto cambiar de terminal si dispones de un iPhone X tendrás que decidirlo tú mismo, sin embargo, si no te sobra el dinero, el salto de un modelo a otro no te va a suponer grandes cambios por lo que puedes perfectamente ahorrártelo.