convertir una aplicación de Android en una del sistemaUna pregunta muy interesante pero que, generalmente, la gente no se hace. Puede que alguna vez se nos haya pasado por la cabeza el querer convertir una aplicación de Android en una del sistema, pero no le hemos dado más vueltas por parecernos innecesario o, directamente, imposible.

¿Qué son las aplicaciones del sistema?

Hay muchas maneras de denominarlas pero, en esencia, las aplicaciones del sistema son aquellas que resultan necesarias para que el sistema operativo de tu teléfono funcione bien. Estas están instaladas por defecto y se encuentran en la ROM, pues es la memoria que primero se lee y en la que se encuentra lo imprescindible para que el aparato en cuestión pueda arrancar y empezar a funcionar.

Estas difieren de otros softwares, por ejemplo, en que no se pueden desinstalar con facilidad. A veces, de hecho, sólo el fabricante puede hacerlo o es necesario, como mínimo, adquirir permisos se superusuario.

Convertir una aplicación de Android en una del sistema sería, en esencia, hacer que se almacenase en esta unidad de memoria y que se arrancase en primer lugar, junto con el resto de software esencial.

¿Resulta adecuado hacerlo?

Por lo general, te vas a encontrar con una negativa pues, por ejemplo, no podemos obviar que la memoria ROM es ínfima, con una capacidad pequeña pensada para ser ocupada justo por lo más básico y absolutamente necesario.

Por otro lado, tenemos también que los dispositivos funcionan, generalmente, peor. Lo peor de ello no es el hecho de que se den errores sino que no hay manera de darles solución, pues son fruto de incompatibilidades evidentes debido a que el programa en cuestión no está funcionando cuándo y cómo le correspondería hacer según su programación.

¿Qué ventajas obtenemos de convertir una aplicación de Android en una del sistema?

Por supuesto, si te estás preguntando esto es porque entiendes que algo positivo debe haber al hacer que una app convencional se pase al lado de las aplicaciones del sistema. Por ejemplo, tenemos que:

  • Estas siempre funcionan.
  • Nadie podrá eliminarlas si coge nuestro teléfono. Hacerlo es muy complicado, teniendo que hacerlo de manera manual, sabiendo que se encuentran, por supuesto, en la ROM y contando con conocimientos para ello.
  • Añaden un extra de seguridad en caso de robo del terminal. Hay aplicaciones que son muy útiles en esta circunstancia y, efectivamente, si un malhechor resetea el teléfono, estas se mantienen en la ROM.

Cómo convertir una aplicación de Android en una del sistema: paso a paso

Si te has decidido, sigue leyendo para descubrir cómo es el paso a paso.

  1. En primer lugar, resulta necesario que tengas hecho el root de tu teléfono. Si no es tu caso, usa el buscador del blog para encontrar un tutorial que te permita hacerlo, paso a paso, en tu modelo específico de teléfono.
  2. Baja la app Titamium Backup. Tranquilo, es una aplicación disponible en Google Play y es ahí donde te lleva el enlace. Sólo tienes que pulsar en el botón “Instalar” y el material se descarga e instala de manera automática.
  3. Ejecuta la app.
  4. En la pantalla principal, arriba, encontrarás la opción “Copiar y restaurar”; púlsala. Con ello tendremos acceso a los softwares instalados en el terminal.
  5. Encuentra aquella que quieres que pase a ser una de las aplicaciones del sistema y mantenla pulsada.
  6. Vas a ver que un nuevo menú aparece. De entre sus opciones, pulsa sobre “Convertir a aplicación del sistema”. Se te aparecerá una ventana de proceso; no tienes que hacer nada más que esperar unos minutos.
  7. Terminado este proceso verás que la app en cuestión ya no se encuentra en la anterior lista de aplicaciones instaladas de la misma forma en que lo hacen las demás sino que habrá cambiado de color, de manera que podamos diferenciarla del resto.

Si se da el caso de que te arrepientes, no tienes más que seguir los pasos nuevamente y verás que en el punto 6 se te da la opción adecuada para que esta app vuelva a ser de usuario.