servicio de mensajería de Google

¿Aún no has oído hablar del nuevo servicio de mensajería de Google? La enorme corporación no para y, recién habiendo lanzado Shoelace, ya tiene preparada la competencia -no- directa para WhatsApp. ¿Lo mejor de todo? No necesitas estar conectado a internet para utilizar esta aplicación, algo que, sin duda, ha llamado poderosamente la atención de los usuarios. Pero… vamos un paso más allá y conozcamos todo lo que se sabe, hasta la fecha, de esta próxima app.

¿Cómo es el servicio de mensajería de Google?

Comencemos por indicar que, a diferencia de WhatsApp, Google propone un software o aplicación que no precise de la conexión a una red de internet para funcionar. La idea, de hecho, es terminar por sustituir al -parece ser que ya- arcaico SMS o mensaje de texto.

Tenemos que decir que, considerando su protocolo de uso, que es el RCS, la privacidad puede flaquear. Ello se debe a que este no dispone de un sistema de cifrado de extremo a extremo.

En cualquier caso, el responsable ya se ha pronunciado al respecto indicando que la compañía Android Messages Product no guarda los mensajes que usen sus servidores para enviarse. Lo que hace es eliminarlo conforme son entregados. También se han apresurado a indicar, por supuesto, que se está trabajando en la privacidad desde hace tiempo y que la intención no es mantener este sistema sino modificarlo hasta que el usuario se sienta seguro utilizando el servicio de mensajería de Google.

En cuanto a lo que al usuario puede interesarle más directamente, tenemos una app denominada chat que nos ofrece lo que cualquiera del tipo. Esto incluye recibos de lectura, posibilidad de adjuntar archivos, indicadores de escritura…

Por otro lado, este servicio se integrará directamente en la aplicación “Mensajes” de nuestros dispositivos, es decir, no se trata de una app que tendremos en el escritorio con su correspondiente icono sino que está dentro, formando parte. Esto es, sin duda, meterse hasta el cuello, apostando, sin lugar a duda, por ser el sustituto, en efecto, del SMS.

Su actualización no será obligatoria, algo que estamos ya muy acostumbrados a ver en muchos elementos informáticos. Así, queda de manifiesto lo que ya se ha comentado también: que la intención de Google no es, de momento, que su chat RSC sea el predeterminado para los usuarios. Esto es, de momento, no le está plantando cara directamente a WhatsApp sino que se ofrece como un servicio diferente en el que la importancia radica en su uso sin conexión.

Disponibilidad y otras consideraciones de uso del servicio de mensajería de Google

De momento, la empresa sólo se ha puesto a trabajar con Android. Esto significa que tu teléfono móvil debe disponer de dicho sistema operativo para estar entre los elegidos.

Sin embargo, también existe otra limitación, esta vez geográfica. Como ocurre muy a menudo, este software no se va a lanzar a nivel mundial sino que está siendo probado sólo en algunos países. De momento, podemos verlo en Inglaterra y Francia. La lista se irá engrosando con el transcurrir de los meses y se pretende que, antes de acabar 2019, el servicio de mensajería de Google esté disponible a nivel mundial aunque tampoco es seguro.

Resulta interesante añadir, además, que su disponibilidad no está supeditada a ninguna compañía, ni estas pueden caparlo o influir en él de manera alguna. Este precisará del protocolo RCS o Rich Communications Services.

De este modo, deja de importar cuándo las compañías decidan dar el soporte a dicho protocolo (en principio la idea era lanzar el servicio en conjunto); el servicio de mensajería de Google funcionará por completo sin considerarlo siquiera.

Lo que sí podrán hacer las operadoras, si lo desean, es incluir esta tecnología en su oferta, aunque, como decimos, no es necesario para que el usuario la disfrute.