A estas alturas de la película, todos deberíamos saber cómo identificar una web falsa. Pero lo cierto es que no es así. Muchas personas aún desconocen cómo saber si una web es segura, lo cual es un gran problema, especialmente ahora que nos encontramos en plena temporada de compras navideñas. Aquí unos cuantos consejos.

Cómo saber si una página web es segura

Antes de comenzar, los consejos que vamos a darte son orientativos, no una ley exacta. Podrías encontrar una web ‘segura’ que cumpliera todos los puntos que vamos a describirte para descartarla. Pero raro sería, eso sí. No es que abunden. Dicho esto, cuando quieras saber si una web es segura, fíjate en lo que te mostramos a continuación.

Fíjate en la URL, es clave para saber si una web es segura

Uno de los errores más frecuentes en los que solemos caer las víctimas de fraudes telemáticos es en dar por sentado que una página web es segura solo por su contenido, es decir, por lo que dice y su apariencia física.

Un ejemplo: un enlace de una oferta de empleo muy interesante que nos lleva a una página web cuya estética es exactamente igual a la del Carrefour y nos pide que introduzcamos nuestros datos personales para postular al empleo. Pero cuando nos fijamos en la URL vemos que no es lo esperado que sería https://carrefour.es, sino otra del estilo ofertasirresistiblesdeempleo.

¿Tiene sentido el contenido que muestra?

Retomando lo que te comentábamos sobre la oferta de trabajo te presentamos este otro truco para saber si una web es segura. ¿Tiene sentido que una empresa como el Carrefour o Mc Donalds, con la inmensa lista de candidatos que debe tener publique una oferta de trabajo con una remuneración desorbitada en Internet? ¿Para qué molestarse en posicionar un anuncio si tiene cientos de currículos a los que recurrir en cada despacho de recursos humanos?

En cuanto al sentido del contenido nos referimos también a si aprecias frases incoherentes o símbolos extraños. De ser así, extrema muchísimo la precaución.

¿Reconoces faltas de ortografía?

El lenguaje español es muy complejo, tanto, que hasta los profesionales dedicados a escribir comenten a veces errores. Un fallo leve no debe hacernos sospechar, pero si ves muchas faltas en el contenido, hazlo. Es muy probable que quien esté detrás de la empresa no sea de fiar. Las empresas serias contratan a redactores expertos para cuidar estos detalles. No tendría sentido que fuera de otra forma.

El https es importante

Que una página en su URL cuente con el https que la certifica como segura es importante. Claro que esto no es una regla fija. Te sorprendería saber que algunas webs gubernamentales o de organismos estatales ni siquiera lo tienen. Pero esto es una excepción. Una web segura lleva este tipo de certificado.

Si ya te han timado y/o te preocupa que lo hagan, en Internet tienes a tu disposición muchos recursos. Uno de ellos es la OSI (Oficina de Seguridad del Internauta). Aquí puedes encontrar mucha información útil. Es recomendable que compartas este post con los más grandes de la casa, que son los que menos suelen estar al tanto en cuestiones de este tipo y que les indiques la web de la OSI como recurso de consulta y formación.