La-phablet-Samsung-Galaxy-Note-7-está-cada-vez-más-cerca

Lo primero que tenemos que decir es que el Samsung Galaxy Note 7 sea muy posiblemente lo que hasta hace unos días veníamos llamando como Samsung Galaxy Note 6. La cancelación del Galaxy S7 Edge+ ha dado en pensar que la próxima phablet de la compañía será Samsung Galaxy Note 7. De esta forma, Samsung estaría optando por darle una coherencia conceptual a sus dispositivos, emparentando a esta phablet con toda la línea del buque insignia Galaxy S7. Si las fechas adelantadas son correctas, podremos concerlo en profundidad a principios de agosto. Analicemos sus detalles filtrados al día de hoy.

Diseño y pantalla

Empezando por la cuestión sobre cómo se ve el terminal, la carcasa será diseñada y construida por Olixar. Las esquinas del Samsung Galaxy Note 7 son redondeadas, y en la zona inferior izquierda trasera se observa el hueco para que el S-Pen acceda. De este lado también se encuentra la potente cámara –similar a la del Galaxy S7–, sensores de proximidad y el flash. Hay un quinto elemento que parece ser el escáner de iris, un nuevo sistema adicional para añadir seguridad al dispositivo. El material de la parte trasera es vidrio y el del marco de aluminio. Por lo que se sabe, lo tendremos en tres colores disponibles: negro, plata y azul.

La pantalla será curvada, al mejor estilo edge. Por lo que sabemos, el Samsung Galaxy Note 7 tendrá un panel AMOLED Slim RGB de 5,8 pulgadas que alcanza una excelente resolución QHD, o sea 2K.

Cámara

Pasemos ahora al apartado fotográfico. La cámara principal del Samsung Galaxy Note 7 será dual y tendrá un sensor de 12 megapíxeles. La cámara frontal tomará selfies de 5 megapíxeles. Desgraciadamente no disponemos aún de más especificaciones en este apartado, que suele ser tan requerido por los usuarios. Habrá que tener más paciencia para los detalles confirmados.

Rendimiento y autonomía

La potencia de la phablet está garantizada con el procesador Snapdragon 823, el último de Qualcomm, de cuatro núcleos y con velocidades superiores a los 2 GHz. Todo esto estará acompañado de una GPU Adreno 530 a 720 MHz.

La memoria interna será de unos alucinantes 256 GB, según una filtración. Pero aun así, las ranuras para tarjetas microSD han vuelto a instalarse en el mercado como una especificación obligada, así que es muy probable que la phablet cuente con una de ellas. Así, el espacio no significará ningún tipo de problema. Además, el Samsung Galaxy Note 7 contará con un USB C, una característica que ninguna de los móviles de Samsung ha mostrado hasta el momento. Por otra parte, comparte con la línea Galaxy S7 la resistencia al agua y polvo, ya que contaría con certificado IP68.

En cuanto a autonomía, el Samsung Galaxy Note 7 portaría una batería de 3.600 mAh –tal como el Galaxy S7 Edge– y ya no la de 4.000 mAh, como se había postulado en alguna oportunidad anterior. De todas formas, está garantizada una autonomía de 24 horas.

¿Qué sucederá con el S-Pen? Desconocemos si habrá algún tipo de innovación en este dispositivo. Quizás alguna función nueva y otra posibilidad que nos ofrezca la compañía para aumentar la practicidad y el disfrute de la experiencia con el dispositivo.

Lanzamiento y precio

Siguiendo los datos que se han ido barajando en las últimas filtraciones, es posible hablar de que la producción en masa del equipo comenzaría en julio. En ella se buscará dar abasto con una demanda inicial de 5 millones de dispositivos. Continuando con las fechas, agosto era el mes en que se esperaba el Note 6, aunque ahora los meses se vienen encima y parece difícil de creer. Así y todo, se ha dicho que el 2 de agosto en Nueva York, más específicamente en el Alice Tully Hall del Lincoln Center, se realizará la presentación oficial y el evento de lanzamiento.

Pasando al tema del precio, aquí no hay datos precisos, pero esperamos que cueste no menos de 749 euros, tal como sucedió con sus predecesores.

 

¡Así que esto se trae entre manos el Samsung Galaxy Note 7! ¿Qué opinas sobre lo que sabemos de él?