teléfono móvil como servidor¿Sabías que puedes usar el teléfono móvil como servidor? La tecnología avanza que da gusto -e incluso puede que un poco de miedo- y lo que para nuestros padres era un impensable para nosotros es el pan de cada día, y cada vez más.

El servidor

Los servidores aparecen para dar soporte a un conjunto de equipos de menor tamaño y capacidad, siendo enormes y pesados. Con el tiempo, su tamaño se ha ido reduciendo, siempre de acuerdo a la evolución de sus componentes, como es lógico.

En la actualidad damos con muchísimos tipos, desde los servidores de torres, que tienen un tamaño similar al de un ordenador de sobremesa hasta los superservidores, que te puedes imaginar que siguen siendo monstruosos, utilizándose para dar soporte a millares de equipos y usuarios.

Sin embargo, resulta curioso que usar el teléfono móvil como servidor pues, evidentemente, su tamaño nos insinuaría todo lo contrario. Es digno de mención que, en la actualidad, el ltamaño no está reñido con la potencia. A ver, sí, si quieres realizar millones de operaciones por segundo necesitamos supercomputadoras de metros y metros de longitud, pero también podemos tener en la palma de la mano algo tan potente como para hacernos las veces de servidor, siempre en consonancia, por supuesto.

El teléfono móvil como servidor

Evidentemente, los milagros no existen y, de momento, las opciones son algo “limitadas”. Nosotros queremos proponerte hacer uso de este aparatito como servidor de hosting, algo que, a fin de cuentas, ofrece muchas más posibilidades de las que le solemos atribuir.

Consiguiéndolo podemos, por ejemplo, almacenar nuestras aplicaciones y softwares creados así como archivos que descarguemos, esto es, usar el servidor como nube. Esto resulta muy útil en los casos en los que, por ejemplo, hemos renovado teléfono pero el antiguo sigue funcionando a la perfección y no sabemos qué hacer con él; ¡pues ya lo tienes!

También puedes montarte tu página web privada donde subir y descargar archivos a voluntad, teniendo para ti una especie de Dropbox o Mediafire.

También lo puedes utilizar, por ejemplo, si estás pensando en contratar un servicio de servidor y no tienes ni idea de cómo funciona; usando tu smartphone como tal te podrás hacer una idea bastante cercana a su funcionamiento.

Cómo usar el teléfono móvil como servidor: paso a paso

Hacerlo es tan sencillo como:

  1. Instálate en el teléfono la aplicación Server for PHP, la cual está disponible en la Google Play Store.
    1. Entra en la tienda.
    2. Busca “Server for PHP”. Escoge el resultado del desarrollador Tatvydas Andrikyn (de aquí no es). También puedes acceder a ella desde ESTE ENLACE.
    3. Pulsa sobre el botón verde de “Instalar”. El proceso será automático, como siempre con las apps de la tienda oficial.
    4. Si se te pide completar información sobre tu cuenta, puedes hacerlo, aunque nuestro consejo es que omitas esta acción pulsando abajo, en “Saltar” u “Omitir”.
  2. Configura tu servidor.
    1. Abre la app.
    2. La primera vez tendrás que conceder el acceso a los archivos pulsando sobre el botón “Conceder”.
    3. Tendrás que permitir el acceso a contenido multimedia pulsado sobre “Permitir”.
    4. Te aparecerá un listado con las compilaciones de PHP disponibles para instalar; escoge la que sea de tu interés. Comenzará un proceso de instalación que durará unos segundos.
    5. Una vez hecho, sólo tienes que pulsar sobre el botón “Iniciar el servidor”.
    6. Se lanzará un aviso en el que se pide que desactives, si la tienes, la optimización de batería.
    7. También tendrás que permitir que la aplicación se ejecute en segundo plano pulsando sobre “Permitir”.
    8. Es momento de escoger una dirección IP y un puerto pulsando sobre “Cambiar”.
    9. Una vez hayas hecho lo anterior, puedes empezar a usar el servidor pulsando sobre el botón “Iniciar el servidor”.

Cuando finalices, tu móvil va a ser todo un servidor web con soporte para PHP y con decenas de exenciones y módulos de Apache, el servidor por excelencia.