iphone-6-pantalla-curvada

Apple presentó el pasado mes de septiembre dos nuevos modelos de iPhone, el 5s y el 5c,  y lo hizo a la vez, algo que está el momento no había sucedido.

Han pasado apenas dos meses , y según la fuente Bloomberg, los de Cupertino ya están desarrollando nuevos modelos de iPhone con pantallas curvadas más grandes y con sensores que podrán detectar distintos niveles de presión. El mismo portal de noticias afirma que estos modelos aún están en fase de desarrollo, pero que podrían presentarse en el tercer trimestre del próximo año.

Esto significaría que aún se tienen dudas acerca de la utilidad real de la pantalla curvada. No obstante, puede suponer una oportunidad para aumentar el tamaño sin que el terminal resulte demasiado grande al otorgarle nuevas zonas de uso tan próximas a los bordes.

No sabemos si continuará con la tradición de nombrar sus productos, pero si es así, en el otoño de 2014 llegaría el nuevo iPhone 6, con unas características específicas: pantalla curvada y un volumen mayor, frente a las 4 pulgadas de las que disponen los últimos modelos. Lo que se traduciría en una pantalla de entre 4,7 y 5,5 pulgadas.

Nos encontramos, por tanto, con una competitiva maximización de tamaños entre los dispositivos del mercado. Como buen ejemplo el GALAXY NOTE 3 de la compañía surcoreana Samsung, que ya cuenta con 5,7 pulgadas, o su más reciente presentación de pantalla curva, el GALAXY ROUND. También cuenta con 5,7 pulgadas, aunque de momento sólo se comercializa en Corea del sur.

Volviendo a los rumores que se ciernen sobre Apple, la otra gran novedad que llevaría a cabo en sus próximos terminales está relacionada con los sensores de presión capaces de medir y controlar el nivel de interfaz que ejercemos sobre una pantalla. Primicia que podría complicar el manejo sencillo que siempre ha caracterizado a los teléfonos de la marca.

artículos similares