¿Se puede tener más privacidad en Chrome?

A nadie le pilla por sorpresa si digo que no tenemos ningún tipo de intimidad cuando estamos conectados a la red, aunque no estemos haciendo uso directo de ella siquiera.

Son varios los casos que se han hecho famosos, con el de Facebook a la cabeza y seguido de las pruebas que corroboran que desde Google nos escuchan a través de nuestros micrófonos, desconectados.

Por ello, los usuarios están bastante indignados y se han llegado a modificar normativas internacionales sobre el uso de los datos que se recopilan en internet.

Si te sientes vulnerado, saber que puedes tener más privacidad en Chrome, principal navegador usado tanto en ordenadores como en dispositivos móviles Android e incluso en buena cantidad de iOS.

Este va mucho más allá de ser una mera herramienta de navegación, permitiéndonos conseguir descargar archivos, reproducir contenidos, incluir extensiones que facilitan la navegación, adaptar los sitios a nuestros dispositivos e idiomas y otras muchas funciones.

Sin embargo, disfrutar de todo esto tiene como punto negativo una enorme exposición, pues ya sabemos que Google es el mejor recopilando datos y, claro, por si no lo sabías, Chrome es el navegador de esta inmensa compañía.

Cómo tener más privacidad en Chrome

¿Quieres evitarlo? Vamos a darte unas pautas de muy sencilla aplicación pero que supondrán la diferencia a la hora de tener más privacidad en Chrome.

En este caso, el propio navegador dispone de un enorme menú de configuración de la privacidad al que debemos acceder para dejarlo todo a nuestro gusto (todo lo que sea posible, claro).

  1. Abre el navegador.
  2. Pulsa sobre el botón con tres puntos que tendrás arriba y a la derecha.
  3. De entre todas las opciones, tendrás que entrar en “Configuración”.
  4. Deslízate y entra en “Privacidad”.
  5. Este es otro gran menú en el que dispones de todas las opciones de privacidad que el navegador te permite personalizar, con sus correspondientes submenús. No tienes más que ir habilitando y deshabilitando, eso sí, te llevará un rato, pues hay mucha tela que cortar.
  6. También disponemos de la opción “Borrar datos de navegación” que, tal y como reza, hará que estos desaparezcan. También se borran los archivos temporales. Dentro de este tienes, también, opciones para elegir de qué archivos deshacerte.

Por lo demás, queremos recomendarte sobre algunas de las opciones con las que te vas a encontrar.

  • Tocar para buscar. Buscar cosas muy fácilmente pero, a cambio, se procesan nuestras búsqueda. Desactívalo, no cuesta nada buscar las cosas uno mismo.
  • No realizar seguimiento. Evidente, ¿no? Vamos a activarla.
  • Enviar informes de uso y errores. Tienen datos personas y, sinceramente, haces que llegue tu informa a Google pero no creemos que sea vital para que solucionen nada, no les va a descubrir el Santo Grial; ellos, por contra, sí reciben de ti suculenta información. Desactívalo.
  • Sugerencias cuando no se puede conectar con una web. La empresa recopila, una a una, tus búsquedas introducidas y las páginas finalmente visitadas. Desactiva a la mayor brevedad.
  • Sugerencias de URL y búsqueda. Rellena direcciones según las búsquedas que hacemos pero ello supone, evidentemente, que sepa dónde andamos. Desactiva rápidamente.
  • Usar servicio de predicciones para acelerar la carga de páginas web. Evidentemente, nos ayuda a cargar más rápidamente y con un mayor consumo de datos. Deshabilita esta opción.
  • Navegación segura. Ganamos protección ante webs con elementos maliciosos al tiempo pero, claro, Google está procesando continuamente lo que visitamos. Desactiva.
  • Incidentes de seguridad. La navegación puede verse comprometida. Si se da un fallo de seguridad se mandará la información a Google pero irá acompañada de datos nuestros que se estuviesen ejecutando al momento.
  • Web física. No tiene sentido alguno en la navegación convencional, pues se encarga de permitir que otros objetos cercanos nos envíen sitios web. Desactívala cuanto antes, te aseguramos que nunca usarás está opción.

Obviamente, no podemos huir de esto, pues la globalización es lo que tiene. Podemos tener más privacidad en Chrome así como en otros navegadores, pero nunca podemos ser anónimos. De hecho, otros navegadores que ofrecen un alto grado de anonimato cojean