samsung-galaxy-s5-bajo-la-lupa

Hay smartphones que no envejecen, o bien tardan mucho en hacerlo, o tal vez se trate de que al ser grandes precursores de su momento, su vigencia no se agota. Este puede ser el caso del móvil al que nos dedicaremos en este artículo, dado que al ver su ficha técnica, por momentos parece difícil creer que su lanzamiento se remonte a los principios de 2014. A continuación, ¡ponemos al Samsung Galaxy S5 bajo la lupa!

Una de las características que más sorprendió en el momento y que se llevó todas las felicitaciones fue la pantalla. Se anunciaba que el S5 llegaría con una mayor pantalla y así fue. Con su tecnología SuperAMOLDED, las 5,1 pulgadas de tamaño y la resolución QHD de 1080×1920 píxeles se impuso con fuerza en el mercado. Los colores se ven intensos, la experiencia es agradable. El brillo permite una visión cómoda siempre ya que en exteriores es capaz de aumentar lo suficiente, pero también su nivel de brillo mínimo se destaca al permitir como ningún otro descansar la vista.

La cámara del Samsung Galaxy S5 es otro de sus fuertes. La velocidad de disparo es veloz y la de enfoque es casi instantánea, debido a su tecnología de detección de fase sumada a la habitual de contraste. Por otro lado, no habrá que preocuparse por configurar demasiado las especificaciones de la toma para obtener buenas fotos, incluso en situaciones de poca luz. Los 16 megapíxeles, su reproducción eficaz del color y la rapidez del funcionamiento devuelven un rendimiento óptimo. Además, Samsung diseñó una tecnología que llamó  ISOCELL que contribuye a evitar interferencias entre los píxeles contiguos.

Dos puntos más que interesantes aparecen ubicando el Samsung Galaxy S5 bajo la lupa. En primer lugar, el sensor de huella digital para desbloquear el equipo con total seguridad. También es usado para realizar pagos, en donde confirmar la identificación del usuario es imprescindible y extremadamente útil. Y el segundo es el pulsómetro que registra la frecuencia cardíaca y se inscribe en el entorno de S Health que Samsung quiso darle a sus dispositivos.

Algunos detalles prácticos de software. Se diseñó una caja de herramientas para el acceso directo a diversas aplicaciones y podemos moverla y ubicarla en la zona de la pantalla que queramos. Asimismo, la alternativa de multiventana, que divide la pantalla en dos (las dimensiones pueden ser reguladas) para ejecutar ver dos aplicaciones simultáneamente.

¿Quieres descubrir más detalles del impecable Galaxy S5? Clica aquí.

artículos similares