evitar que el móvil se sobrecaliente en veranoLas altas temperaturas son contraproducentes, sobre todo para quien está todo el día usando el teléfono, que ya sabemos que, a día de hoy, funcionan a toda mecha y no precisamente fresquitos. ¿Quieres saber cómo evitar que el móvil se sobrecaliente en verano? Vamos a darte algunos truquitos para conseguirlo, ahora y en cualquier época, la verdad.

Conforme suben los grados en el ambiente también aumenta la temperatura de los dispositivos; esto es un hecho. Si a ello le sumamos un gran uso o unos materiales poco favorecedores a este respecto, nos encontramos con un teléfono -en este caso- que arde en las manos o incluso en los pantalones tras su uso. ¿A que no apetece? ¡Pues vamos a remediarlo!

5 trucos top para evitar que el móvil se sobrecaliente en verano

Descubre cómo conseguimos mantener a raya esos grados de más en nuestros teléfonos.

Quítale la funda

Los teléfonos son muy caros y por nada del mundo queremos que de un mal golpe acaben hechos añicos. Por ello, de usan cristales protectores y fundas, sobretodo, fundas.

Estas últimas, a pesar de ser un buen elemento protector tanto para golpes como para evitar arañazos también absorben el calor de fuera (cuanto más oscuras sean más absorberán) e impiden que se disipe el interno.

Esto es especialmente importante, sobre todo, cuando pongamos a cargar el dispositivo. Ten en cuenta que este no tiene sistema de refrigeración interna como un ordenador, sin embargo, cuenta con prestaciones muy potentes en muchos casos.

En el caso de que no te atrevas a quitársela, aprovecha es buen tiempo estival y elige un modelo liviano y en un color claro.

Cierra las apps por completo

Es evidente que toda persona con un smartphone va a tener descargadas varias aplicaciones. Esto es innegable.

Lo que muchas no saben es que estas, cuando sales, no se cierran; se quedan abiertas en segundo plano, gastando recursos y, por tanto, haciendo que el dispositivo esté funcionando para ellas, aunque no hagamos nada.

Por otro lado, echa un ojo a los procesos abiertos y te darás cuenta de lo mucho que consume el GPS y, por tanto, lo que calienta tu teléfono. Desactívalo por completo cuando no lo necesites.

Límpiale el polvo

La siguiente de las maneras que te proponemos para evitar que el móvil se sobrecaliente en verano es limpiándolo.

Al igual que un PC precisa una buena limpieza de vez en cuando, tanto de sus partes vitales como de su propio sistema de refrigeración, los teléfonos también precisan de una pequeña puesta a punto.

Las zonas abiertas se exponen a los agentes externos, y uno de ellos es el polvo. También nos referimos al sudor o a la suciedad de las manos y que poco a poco se va acumulando en las rendijas. Estas, que son las mínimas partes por las que el aparato “respira”, se obstruyen, impidiendo que esto ocurra. ¿Y qué pasa cuando no respira? Exacto; lo mismo que le pasa a tu ordenador. Se empiea a sobrecargar y hace cada vez más esfuerzos para llevar a cabo las mismas tareas que antes eran sencillas. Cualquier esfuerzo, por supuesto, supone un aumento de temperatura.

¿Conclusión? Limpia a conciencia las rendijitas (sensores, altavoces,, conector USB, jack…). Venden productos especializados para ello pero, sinceramente, una mezcla de agua y alcohol a partes iguales es más que suficiente para mantener el teléfono desobstruido.

Comprueba su batería

Una batería en mal estado también hace que el teléfono adquiera temperatura. Estas suelen tener ciclos de vida “cortos”, de dos años como mucho, dependiendo, por supuesto, de cuántas veces se cargue. Por ello, si llegada la fecha notas que la batería se descarga rápido o tarda en cargarse, plantéate cambiarla porque, además de calentar el teléfono, está perjudicando su buen funcionamiento.

Dale un respirito

Nuestro último consejo para evitar que el móvil se sobrecaliente en verano es que le des un respiro.

Apágalo cuando vayas a dormir, cuando te metas en la piscina… Déjalo en casa si vas a la playa. Haz planes que no requieran de él. Opta por juegos de mesa en lugar de los del teléfono. En definitiva, procura estar menos pendiente del aparatito y disfruta de lo que la vida te ofrece.

Son muchas las cosas que puedes hacer para evitar este sobrecalentamiento. ¿Lo mejor? Que estos trucos los puedes poner en práctica combinándolos a tu conveniencia, no es necesario que se den todos a la vez si te puede perjudicar.

Haznos caso y ponlos a prueba. ¡Verás cómo tu teléfono baja de temperatura fácilmente!

artículos similares