BQ Aquaris, el smartphone español

BQ Aquaris 4.5, un smartphone español más que interesante

BQ Aquaris, el smartphone español

En esta ocasión haremos mención especial al BQ Aquaris 4.5, un smartphone fabricado en España difícil de encontrar en los escaparates junto a las grandes marcas, pero que tiene mucho que decir en la gama media.

Para muchos BQ es una marca desconocida, pero lo cierto es que su equipo, con sede en Madrid, lleva años fabricando e-books y tablets con un notable éxito. Ahora lanza su primer teléfono inteligente con los mismos objetivos, ofrecer la mejor relación calidad-precio y la máxima garantía.

¿Cumple lo que promete? La respuesta es rotunda, sí. Argumentos no le faltan, por 180€ podemos hacernos con un terminal provisto de 36 Gb de memoria (4 + 32 con tarjeta microSD incluida), procesador de doble núcleo a 1 Ghz Cortex A9 y 1 Gb de RAM.

Si a estas cifras añadimos un sistema operativo Android nativo, sin capas ni apenas aplicaciones del fabricante, el resultado es un rendimiento (que al fin y al cabo es lo más importante) muy superior al de otros “gama media”, acercándose al ofrecido por modelos mucho más costosos.

En este sentido el único punto negativo es que la versión de Android es la 4.0.4, aunque desde BQ prometen que pronto se podrá actualizar a Jelly Bean, lo que mejorará aún más si cabe la experiencia de usuario.

Uno de los pocos extras “marca de la casa” es una funcionalidad que permite programar la hora de encendido y apagado, muy útil para ahorrar energía y/o que no nos molesten por la noche.

La pantalla de 4,5 pulgadas incorpora la tecnología IPS, alcanzando una resolución de 540 x 960 píxeles y 240 ppi. No es HD, pero se ve realmente bien en interiores, mostrando sus debilidades en exteriores.

Integra dos cámaras, una frontal y la principal trasera. Esta última equipada con un sensor de 8 Mpx y flash. Con luz se comporta bastante bien, pero con la oscuridad su calidad se ve considerablemente mermada. Además, su funcionamiento es algo lento debido en gran parte al software.

Por último, destacamos su diseño, limpio aunque mejorable. No convence el “relieve” de la cámara posterior, pero exceptuando ese pequeño detalle, la sensación que transmite es de solidez y calidad (a pesar de su fabricación en plástico).

Como conclusión, un smartphone que da mucho por muy poco, lejos de los buques insignia de las principales compañías pero con un comportamiento sobresaliente si lo comparamos con rivales en precio.