Rootear el HTC Desire 626sVamos a ver hoy cómo rootear el HTC Desire 626s sin PC, fácil y rápido.

Rootear nuestro dispositivo es algo que hace relativamente poco tiempo que podemos hacer los propios usuarios pero que, desde luego, nos llama bastante la atención. ¿Por qué? Hacerlo nos permite poder instalar aplicaciones que requieren de permisos de superusuario que, de manera habitual, nosotros no tenemos. Además, puedes personalizar el terminal con recoverys, ROMs y otras aplicaciones. Por otro lado, tener el teléfono rooteado nos permite desinstalar las dichosas apps que el teléfono trae preinstaladas y que no podemos eliminar de ninguna otra manera.

Cómo rootear el HTC Desire 626s

Vamos a ver cómo hacer el rooteo del HTC Desire 626s de una manera realmente sencilla, pues se trata de un modelo que es muy fácil de trabajar.

Consideraciones previas al rooteo del HTC Desire 626s

  • Como siempre decimos, rootear un terminal hace que pierdas su garantía en el prácticamente seguro caso de que la marca se dé cuenta de que lo has llevado a cabo. Por ello, te aconsejamos muy bien que pienses por un momento qué te conviene más si es que tu garantía todavía está vigente.
  • Para evitar perder tus archivos, no olvides hacer una copia de seguridad que puedas guardar en un dispositivo externo como una tarjeta de memoria o directamente en tu ordenador.
  • Ten una buena cantidad de batería antes de comenzar, al menos un 65%.

El proceso

Vamos a ver lo sencillo que es conseguir rootear el dispositivo.

  1. Para rootear el el HTC Desire 626s es necesario descargar la app de rooteo KingRoot. Esta no se encuentra en la tienda de Google sino que necesitas descargarla en un archivo APK haciendo una búsqueda en tu navegador.
  2. Debido a ello, el siguiente paso será dar permiso para que el smartphone acepte instalaciones de terceros. Para ello, ve a ‘Ajustes’, después a ‘Seguridad’ y aquí debes activar una opción que dirá algo similar a ‘Activar fuentes desconocidas’.
  3. Ahora podrás instalar KingRoot sin problema.
  4. Una vez hecho, ejecútala desde el que es el menú principal.
  5. Verás un botón que diga ‘Start root’. Sólo tienes que pulsarlo y esperar.

En la actualidad hacerlo es tan sencillo como esto; no se requiere de ningún paso más ni de la instalación de otros programas (aunque recomendamos Root Checker simplemente para cerciorarte de que, efectivamente, el rooteo se ha realizado correctamente).

¿Has tenido éxito? ¿Lo consigues de otra manera? ¡Cuéntanoslo!

¡Hasta el próximo rooteo!