rootear el HTC 530Volvemos otro día más con un sencillo tutorial para aquel que quiera rootear el HTC 530, no sepa cómo hacerlo y quiera una solución sencilla y muy rápida.

Necesitas el teléfono, un ordenador y nosotros te damos las instrucciones y los links de descarga; tú sólo tienes que ir punto por punto sin saltarte nninguno y en pocos minutos disfrutarás de las licencias propias que se consiguen al hacer root a un terminal. ¿Te interesa? Pues vamos a por ello con este modelo de la firma HTC.

Cómo rootear el HTC 530 rápido y fácil

Consideraciones y consejos previos

No te olvides, antes de empezar, de lo siguiente:

  • Carga tu teléfono lo suficiente para que pueda estar activo durante todo el proceso, si no, tocará empezar de nuevo. Procura que la batería esté, al menos, al 70%.
  • Haz una copia de seguridad para mantener a salvo tus archivos importantes. No debería haber ningún problema que, obviamente, se aconseja hacer el backup por motivos de seguridad.
  • Hacer root a cualquier dispositivo implica la pérdida de su garantía. Por ello, si esta sigue vigente, plantéate esperar a que venza o ve haciéndote a la idea de que no podrás hacer uso de ella en caso de que fuese necesario.
  • Se requiere el uso del sistema operativo Windows en un ordenador.

Rooteo del HTC 530

Ahora sí, sabido esto, podemos pasar a hacer el rooteo del HTC 530 rápidamente.

  1. Activa las opciones de desarrollador:
    1. Ve a ‘Ajustes’, entra en ‘Acerca del dispositivo’.
    2. Acto seguido, debes pulsar en 6 ocasiones el número de compilación que aparece. Esto las activará.
  2. Sal hasta ‘Ajustes’ y verás que ahora sí aparece la pestaña ‘Opciones de desarrollador’. Entra y activa la depuración de USB.
  3. Descarga e instala los drivers de USB de HTC en tu ordenador.
  4. Descarga KingoRoot en tu ordenador.
  5. Utiliza el cable USB para conectar el teléfono al ordenador.
  6. KingoRoot reconocerá el dispositivo rápidamente. Será entonces cuando debas pulsar el botón principal del software; esto hará que el root comience.
  7. Comprueba los permisos del root. Para ello:
    1. Descarga Root Checker en Google Play Store.
    2. Instálala en tu dispositivo.
    3. Ejecútala y la app se encargará de comprobar si se han dado correctamente dichos permisos.

¿Qué te ha parecido el tutorial? ¿Conoces otra manera más sencilla de conseguirlo? ¡Te invitamos a que nos la cuentes! ¿Te ha surgido algún problema? ¡Pregúntanos!

¡Hasta el próximo rooteo!