bebes-uso-dispositivos-moviles

 

Las nuevas tecnologías como sinónimo de entretenimiento y atractivo, también cautivan la atención de los más pequeños. Se trata de un juguete más con el que quieren aprender a jugar.

Si desde siempre la televisión había sido la herramienta ideal para divertirse y educarse visualmente, los dispositivos móviles al que estamos tan habituados hoy día, comienza a ser de uso habitual entre los menores de dos años. Así por tanto, la conocida como `caja tonta´ queda relegada a un segundo plano.

Según un estudio realizado en Estados Unidos por Common Media Sense, un 38% de ellos están más habituados a utilizar los dispositivos móviles, ya sean smartphones o tabletas, antes que aprender a hablar.

¿Es aconsejable someter a un aprendizaje táctil e intuitivo a los más pequeños? Entre las distintas opiniones profesionales que se dan sobre el tema, unas desaconsejan someterlos frente a las pantallas a tan temprana edad, porque se considera incluso perjudicial para su desarrollo.

En cambio, los más adeptos consideran este novedoso fenómeno como un elemento educativo esencial, siempre que se cuente con un uso controlado, manteniendo en todo momento la privacidad de las familias.

Entre los datos revelados en la investigación, los pequeños entre 0 a 8 años se someten a unos 15 minutos diarios de vídeos o juegos frente a estas pequeñas pantallas.

Con esta generación nativa digital, las compañías se plantean nuevos desafíos para crear tecnologías éticas y entretenidas, previniendo la adicción y ofreciendo resultados didácticos.