OnePlus-X-conoce-a-fondo-esta-maravilla

En esta publicación tenemos la intención de darte a conocer bien a fondo cómo es la experiencia de uso con el OnePlus X. Ya hemos reseñado sus características técnicas, pero pasemos a ver cómo funciona todo en conjunto. La compañía está dando en la tecla para llamar la atención de muchos y dar que hablar. El OnePlus X es un excelente móvil a un precio muy acomodado. El único punto en contra es que se encuentran actualmente fuera de stock, y la situación no parece cambiar. Aun así, siempre hay otros medios de compra y actualmente ronda los 269,99€.

Comenzamos por el diseño, ya que el aspecto del móvil es un punto central y el responsable de la primera impresión. Como primer punto es preciso decir que el OnePlus X tiene la elegancia y distinción de un terminal premium. Esto se lo otorgan, principalmente, su marco metálico y el tacto de cristal. Las proporciones están muy cuidadas, y la sensación de agarre es comodísima. Hay una diferencia entre sus dos versiones: el OnePlus X Ceramic tiene un borde inclinado, mientras que el Onyx tiene un panel que se curva ligeramente al unirse con el metal. En su lateral derecho encontramos la ranura para la bandeja con doble nano-SIM y la de la tarjeta microSD.

Vuelve a incorporarse el botón de notificaciones que conocimos en el OnePlus 2, que facilita el paso por los niveles de “Sin interrupciones”, “Notificaciones de prioridad” y “Todas las notificaciones”. También cuenta con el LED clásico de notificaciones, que puedes personalizar desde los ajustes.

Nos ha encantado la pantalla del OnePlus X porque es un regreso a la medida más moderada de 5 pulgadas, un cifra que siempre sienta bien. Es una AMOLED con resolución FullHD. Con la elección por la AMOLED se buscó que el equipo sea más fino y que la autonomía se extendiera –objetivo que fue, sin dudas y felizmente, logrado. Toda su parte delantera está protegida con Gorilla Glass 3. Al sacarlo de la caja encontrarás una funda incluida, en caso de que desees utilizarla. Hay que destacar que los negros se ven muy profundos, la reproducción de colores es muy fiel y natural.

Tenemos a disposición temas personalizables para gestionar el uso de la batería y aprovechar al máximo las posibilidades de la pantalla. Este móvil tiene como sistema operativo el Oxygen OS 2.1.2, basado en Android 5.1.1 Lollipop. Lo mejor de él es su margen de personalización; por ejemplo, dibujar patrones en la pantalla apagada y así acceder a la cámara, música, o lo que desees.

En el apartado fotográfico, el OnePlus X tiene puntos a favor y en contra. Su cámara principal es de 13 megapíxeles y cuenta con una apertura de f/2.2. Su cámara delantera es de 8 megapíxeles y la apertura de f/2.4. El sensor es ISOCELL de Samsung, una buena opción ya que tiene un autoenfoque de detección de fase (PDAF), que se lleva la medalla de enfocar en 0,2 segundos. La debilidad del sensor es que encuentra algunos problemas de desempeño en bajas iluminaciones.

Tendremos buenos resultados con estas cámaras, aunque no alucinantes. Se disfruta de un buen contraste y una representación de colores aceptable. De todos modos, no perdamos de vista que no se le podría pedir mucho más a un equipo de este precio. Ambas cámaras cuentan con un Modo Belleza, HDR y una opción de “Imagen nítida” que puede disparar múltiples imágenes y volver a juntarlas para crear una nueva imagen con una resolución artificial y sin ruido. ¡Muy interesante!

En cuanto a grabación de videos, el OnePlus X puede filmar a 1080p y 720p. También cuenta con cámara lenta a 720p y 120 fotogramas por segundo. Por último, está disponible la opción de “Lapso de tiempo”, que puede llegar a ser de gran utilidad.

Yendo al apartado del rendimiento, hay que aclarar que aquí no encontrarás un equipo que vuele, pero que es más que decente. Compuesto por un procesador Snapdragon 801 de 32 bits y cuatro núcleos, el OnePlus X obtiene una potencia fiable, aunque no de gama alta. Además encontramos la memoria RAM de 3 GB, con lo cual podremos trabajar en el modo multitarea de forma cómoda y sin cuelgues ni retrasos. No se siente como un dispositivo lento, porque su rendimiento es fluido y estable, así que ¡buen trabajo por aquí! Por lo demás, cuenta con 16 GB de memoria interna pero, como ya mencionamos, puede incluir un microSD para ampliar su almacenamiento hasta 128 GB, si así lo necesitas.

De esta forma vamos llegando a la autonomía del equipo. Su tamaño moderado y su delgadez no permitirían poseer una batería mucho mayor a 2.525 mAh, tal como lleva. Esta no es extraíble pero, teniendo en cuenta la estrategia de la pantalla AMOLED, el funcionamiento es bueno. Alcanza la jornada de autonomía con un uso moderado. También puedes intentar eligiendo el tema oscuro, la pantalla ambiente y mantener el brillo bajo, y así no encontrarás ningún inconveniente con la batería del OnePlus X.

artículos similares