evolución de los móviles en 2017Actualmente, la gran mayoría de nosotros no nos imaginamos la vida sin un teléfono móvil, aunque la verdad es que no llevan demasiado tiempo con nosotros. No obstante, su desarrollo ha sido de vértigo. La evolución de los móviles en 2017 ha sido colosal, tanto a nivel de diseño como de prestaciones técnicas. Tenemos como ejemplo claro el iPhone X.

¿Cuál ha sido la evolución de los móviles en 2017?

Veamos cómo han evolucionado los teléfonos este año.

Diseño

Las compañías apuestan por lanzar teléfonos cada vez más grandes. Así, el pasado año 2017 fueron muchas las que se animaron con las phablets, dispositivos con una pantalla de más de 6 pulgadas. Además, el diseño ha mejorado considerablemente; teléfonos prácticamente sin marcos y un grosor 0,2 mm más reducido que en 2016.

Claro que las prestaciones técnicas han hecho que el peso de los dispositivos móviles aumente hasta los 161 gramos, 12 más que en 2016.

Sensor de huellas

Si hay una función que ha dado muchísimo que hablar cómo han evolucionado los teléfonos este año ha sido el sensor de huellas digitales. El hecho de desarrollar teléfonos todo pantalla ha provocado que el sensor de huellas digitales pasase a estar ubicado en el panel trasero de los dispositivos. De los teléfonos lanzados el pasado año, el 53% ya tenían el sensor en la parte trasera.

Batería

Un aspecto clave en la evolución de los móviles en 2017 y que sí ha mejorado considerablemente el pasado año 2017 ha sido la batería, a pesar del menor grosor de los dispositivos. La capacidad media en 2016 fue de 3167 mAh, mientras que en 2017 subió hasta los 3292 mAh de capacidad promedio.

Cámara

La resolución de la cámara trasera no fue algo en lo que los fabricantes hicieron grandes esfuerzos el pasado año 2017. Claro que sí mejoraron otros aspectos como la apertura o la estabilización óptica. Por supuesto, las dobles cámaras traseras arrasaron en el mercado.

Memoria

Y, por último, lo relacionado con la memoria. La memoria RAM de los teléfonos en 2017 fue de 4,1 GB de promedio; no está nada mal. En cuanto al almacenamiento interno, conocimos teléfonos de hasta 128 GB.

Esta ha sido la evolución de los móviles en 2017; cambios muy significativos que se espera se sigan dando en 2018. En cuanto al precio, en 2017 los teléfonos móviles costaron un 30% más caros que en 2016, alcanzado los 408 euros promedio. Ahora sólo nos queda ver cómo evoluciona el sector este año.