uso del iPhoneEl iPhone X ha sido una de las grandes sorpresas de Apple el pasado año 2017; un teléfono tope de gama con unas prestaciones todoterreno y un diseño realmente único; lo mejor de lo mejor en el mercado de la telefonía móvil. Hoy quiero hablaros de cuál ha sido mi experiencia de uso con el iPhone X.

¿Cómo ha sido mi experiencia de uso con el iPhone X?

Diseño y comodidad

A pesar de tener una pantalla de 5,8 pulgadas, lo cual puede parecer un inconveniente para personas que tengan las manos pequeñas, la verdad es que estoy encantada con el nuevo dispositivo de Apple. Y es que tiene un perfil muy fino, lo cual facilita de manera considerable su agarre. Además, es un terminal relativamente ligero; dadas sus prestaciones técnicas tiene un peso de 170 gramos, pero la verdad es que una vez lo tienes en la mano pasan prácticamente inadvertidos.

Una de las cosas que más me gusta de su diseño es que el panel trasero es de cristal, evitando así que se resbale de la mano. Si bien, es verdad que al principio me costó un poco hacerme con él porque me daba la sensación de que era muy frágil y podía romperse a la mínima de cambio. Pero ahora, cuando llevo ya algún tiempo con el teléfono, la verdad es que no lo cambio por un panel trasero de metal al uso; el cristal me parece muchísimo más cómodo para la mano y si le pierdes el miedo no hay problema.

Pantalla

Una de las grandes novedades del teléfono, y que más me gustan del manejo del iPhone X, es la pantalla OLED, la cual tiene una calidad máxima. Merece la pena destacar que las pantallas OLED del nuevo dispositivo de Apple están fabricadas por Samsung, aunque posteriormente la compañía estadounidense las calibra; curioso, ¿verdad?

Noto la calidad de este tipo de paneles sobre todo en el exterior, con la luz natural; el contraste de colores y el nivel de detalle es muchísimo mayor que en las pantallas IPS de toda la vida y se nota una diferencia importante respecto a modelos de iPhone anteriores.

Face ID

Si hay algo que realmente me ha conquistado del uso con el iPhone X es el reconocimiento facial. Tengo que confesar que en un principio no me gustaba nada que el teléfono no contase con el clásico y característico Touch ID de los dispositivos móviles de Apple, pero me acostumbré a ello rápidamente. El Face ID funciona muy bien y es rápido; me gusta porque incluso ahora en invierno, que suelo llevar gorro o el pelo recogido por el viento, me reconoce de maravilla.

Tengo que reconocer que a veces el manejo del iPhone X en relación al reconocimiento facial ha fallado, pero quizá una vez de cada cien. Es precisamente cuando hay luz muy intensa cuando el sensor de reconocimiento no da lo mejor de sí; por lo demás, no hay problema.

Batería

Yo soy de las que utilizo constantemente el teléfono móvil tanto por cuestiones profesionales como personales. Así, necesito terminales que se comporten bien en términos de autonomía. Y he de confesar que en este aspecto estoy contenta. Llego sin ningún tipo de problema con entre 25 y 40 por ciento de batería al final del día, después de responder a decenas de WhatsApps, enviar muchísimos correos electrónicos, escuchar música, consultar las redes sociales… Una bomba.

Además, cuando llego a casa, gracias a la carga inalámbrica del iPhone X, simplemente tengo que colocar el teléfono sobre la estación de carga. Eso sí, el tiempo de carga completa es un poco largo para mi gusto; 3 horas en llegar al 100%; nada que, por otro lado, suponga un problema.

Fotografía

Y, por último en relación al manejo del iPhone X, quiero hablarte de la cámara. Yo soy de las que utilizo el teléfono móvil como cámara fotográfica, por lo que necesito que este aspecto el terminal se comporte de maravilla, es necesario en mi situación.

Una de las cosas que más me gustan es lo sencillo que resulta hacer una foto gracias al IPS; el vídeo también tiene una calidad de imagen muy buena, así como de sonido.

Una de las funciones más destacadas del iPhone X en relación a la cámara es el modo retrato; los cambios de luz que añade Apple son espectaculares. El modo retrato en la cámara frontal también me gusta mucho; 100% recomendable si sois grandes amantes de los selfies.

Esto es todo lo que puedo contarte sobre mi experiencia de uso con el iPhone X. Si bien es cierto que tiene uno de los precios más altos en el mercado de la telefonía móvil, si estás buscando un teléfono de gran calidad, tanto en cuanto a diseño como a características, creo que es una muy buena opción a tener en cuenta.

artículos similares