Cómo combatir el ransomware en móviles

Desde el ataque de WannaCry a Telefónica el pasado 12 de Mayo, hay muchos usuarios móviles preocupados por la seguridad de sus dispositivos Android. Aunque esta vez el ataque fue provocado por un malware para Windows, el ransomware en móviles existe y puede combatirse. ¡Quédate con nosotros para proteger tu móvil!

Antes que nada, ¿qué es el ransomware?

El ransomware (palabra proveniente del inglés ransom, “rescate”, y ware, haciendo referencia a software) es un tipo de malware que limita o prohíbe el acceso a algunas partes o ficheros del sistema infectado y luego solicita un rescate para eliminar dicha restricción. Los más dañinos incluso pueden llegar a inutilizar el dispositivo.

Utilizando métodos de encriptación o algún otro método (y generalmente con colaboración involuntaria por parte del usuario), el ransomware lleva a cabo un “secuestro” del sistema o datos. Al finalizar el ataque, el malware mostrará un mensaje de alerta solicitando una determinada suma de dinero (generalmente en Bitcoins, debido a la  posibilidad de transferirlos y poseerlos desde el anonimato). Este mensaje es la primera señal por la que notaras que has sido atacado por un ransomware y no por otro tipo de malware.

Hay muchos de estos ransomware en móviles que son irreversibles, por lo que la mejor forma de combatirlos es evitando su acceso al sistema. En el siguiente apartado encontrarás algunas indicaciones al respecto.

¿Cómo protegernos frente al ransomware en móviles?

Acabamos de mencionar que la mejor forma de protegerte frente al ransomware en móviles es mediante la prevención. La manera más común de ser infectados es mediante una descarga, instalación o transferencia de ficheros, por lo que el primer paso es ser precavidos y no descargar nada sin estar 100 por ciento seguros.

Otro de los puntos importantes es mantener el sistema operativo actualizado, de forma que los ransomware tengan menos maneras de afectar el equipo. También es importante contar con una aplicación Anti-ransomware instalada que esté en alerta constante para reconocer los ataques antes de su comienza o punto crítico.

Finalmente, llegado el caso de que tu móvil ya se encuentre infectado, tienes 3 opciones: pagar el rescate (no se recomienda, ya que no solo estaría colaborando con los desarrolladores del mismo sino que nada te garantiza la devolución de tus datos), formatear el equipo (o restaurarlo a su estado de fábrica) y, finalmente, intentar recuperar el sistema con algún software especializado.

Si has sido infectado nuestra recomendación es la siguiente: busca en Google si existe algún software para recuperar tus ficheros utilizando el nombre del ransomware con el que has sido infectado y, en caso de no haber ninguna solución disponible, proceder con la restauración del equipo al estado de fábrica para limpiarlo completamente.

Así damos por terminado este artículo dedicado al ransomware y cómo combatirlo. No te vayas sin dejar un comentario con tu experiencia u opinión: ¿alguna vez sufriste un ataque de ransomware en móviles u ordenadores?

artículos similares